“Para defender la libertad de navegación” declara el país.

La Marina de los #Estados Unidos planea continuar con sus operaciones en el Mar Meridional de China, por lo menos dos veces cada trimestre, declaró. La “libertad de navegación” es el claro justificante de dichas acciones.

Los Estados Unidos declararon el pasado lunes que van a seguir como siempre sus operaciones militares de la marina en el Mar Meridional de China, concretamente en el archipiélago Spratly, zona e islas que se disputan varios países asiáticos, entre ellos China.

El gigante nipón advirtió a EE.UU. que dejaran las “provocaciones” navegando y haciendo operaciones en estas aguas.

Anuncios
Anuncios

Tal y como aseguró una fuente de la Marina de los Estados Unidos, citada por Reuters, se planea que se patrulle la zona por lo menos dos veces al trimestre. Se comprende como una cantidad normal de número de operaciones, sin llegar a ser molestia por parte de los militares estadounidenses.

La zona comprende unas 12 millas, entre las cuales se incluyen las islas artificiales que China ha construido.

Harry Harris, comandante de las fuerzas estadounidenses del Pacífico, señala que estas operaciones no son para nada ninguna causa de amenaza a cualquier país. Se han realizado este tipo de operaciones en todo el mundo desde hace décadas, por lo que ningún país debe sentirse amenazado por el Gobierno de los Estados Unidos, y China no debería sentirse como una excepción.

Harris declaró también que existe vigente la “libertad de navegación”, que no tiene intención alguna de atacar la zona y que ha intentado intermediar con China de forma pacífica para evitar malos entendidos y con respeto al derecho internacional.

Anuncios

Por otra parte, Juan Aquilino, subjefe de operaciones, planes y estrategias de la Marina, no concretó fechas exactas para las operaciones de la marina de los estados Unidos en el Mar Meridional de China. Simplemente señaló que dichas operaciones “seguirán adelante”.

El pasado 27 de octubre fue el inicio de las tensiones, momento exacto en el que el buque militar USS Lassen, navegó en la zona de la disputa, enviado por los Estados Unidos. Esta zona de 12 millas esta disputada por Vietnam, Filipinas, China y Taiwán. La navegación y operaciones del buque militar fueron consideradas por China como una “amenaza” y una “provocación”, y recomendó a Washington que no actuara de “forma imprudente”.

China construyó el año pasado unas islas artificiales en el arrecife Subi, en aguas del mar Meridional de China. Concretamente a unos 26 kilómetros del territorio filipino. Las islas tienen capacidad incluso para albergar una pista de aterrizaje. También ha construido faros para ayudar a la navegación. Por lo tanto, el país declara la soberanía de esta zona, concretamente el archipiélago Spratly.