Hoy por la tarde el Jefe de prensa del Pentágono, Peter Cook, confirmó el ataque aéreo en Raqqa, Sirira, por medio de un dron, con el objetivo de acabar con Jihadi Jhon. Tras el despliegue, no se ha confirmado la muerte del objetivo, pero como parte del comunicado se señaló que “cuando sea pertinente se proporcionará más información”.

En Agosto de 2014, se dio a conocer el asesinato de 7 rehenes occidentales, entre los que se encontraba el periodista norteamericano, James Foley. Posteriormente, E.E.U.U. aseguró que Jihadi había sido participe del asesinato de éste y más periodistas, entre ellos el periodista japonés Kenji Goto y  Steven Stoloff, compatriota de Foley.

Anuncios
Anuncios

Recientemente, el mencionado terrorista amenazó con volver al Reino Unido para “cortar cabezas”, La urgencia por su captura se hizo latente y #Estados Unidos de Norteamérica, ofreció una recompensa por 10 millones de dólares.

La historia de Mohamed Emwazi, originario de Kwait, resulta atípica. Fue criado en Inglaterra, en donde mantuvo un perfil bajo durante su adolescencia. Posteriormente, se graduó en Informática, por la Universidad Westminster, Londres.

De acuerdo al Washinton Post, los allegados, previo a los asesinatos, aseguran que su incursión al conflicto en el #Estado Islámico comenzó tras su detención y deportación en Tanzania. Durante el incidente, Emwazi de ahora 27 años, fue interrogado por la seguridad británica, asunto que lo marcó y aceleró su camino a las fuerzas armadas.

Anuncios

Poco tiempo después, se mudó a su natal Kuwait y finalmente se estableció en Siria. El Reino Unido asegura desconocer el momento en el que Mohamed abandonó el país con papeles falsos.

Una vez en Siria, como parte del Estado Islámico, se le adjudico la pertenencia a un grupo de terroristas llamados “The Beatls”, apodo empleado debido al notorio acento británico de sus integrantes. A partir de la aparición de dicho grupo, el ataque, tortura y asesinato de extranjeros en la zona, creció considerablemente.

La brutalidad del conflicto y los recurrentes ataques a personas ajenas, ha sido motivo de preocupación desde hace varios años. A pesar que el líder del grupo, Abu Bakr al-Baghdadi, permanece con vida, la confirmación en la muerte de Mohamed Emwazi, podría establecer la vía para el derrocamiento de éste tipo de grupos. #Terrorismo