Esta misma mañana el autodenominado #Estado Islámico (también llamado DAESH) ha publicado un vídeo a través de su productora, ‘Al Hayat’, mediante el cual amenaza a la llamada “coalición global” que lucha contra el grupo terrorista. En un momento concreto del vídeo se pueden observar las 60 banderas de los países a los que DAESH amenaza, y entre ellas podemos ver la de España. Aunque no se refieren a nuestro país de forma específica, este hecho no ha sorprendido a muchos después de que el propio grupo terrorista hiciera alusión en varias ocasiones a “Al-Andalus” como uno de los territorios que se encuentran entre sus objetivos.

La cinta en cuestión fue difundida con el título “No Respite” (Sin Respiro), y en ella los terroristas instan a los países de la comunidad internacional a luchar contra ellos.

Anuncios
Anuncios

"Las llamas de la guerra os encontrarán en las colinas de la muerte", aseguran. También utilizan esta filmación para explicar la extensión geográfica del Califato según su visión. "Es ocho veces más grande que Bélgica y 30 veces más grande que Qatar", afirman. En un alarde de poder, aseguran tener entre sus filas a soldados llegados de cualquier parte del planeta, así como niños preparándose cada día en el arte de la lucha para, según explican, “conseguir expandir el Califato”. A pesar de que el vídeo va destinado a un total de 60 países, hacen especial hincapié en #Estados Unidos, al que amenazan con un gran énfasis y le recuerda las innumerables bajas norteamericanas sufridas a lo largo de la guerra de Irak y la de Afganistán.

Todo esto ocurre justo el mismo día en que una célula perteneciente a este grupo terrorista reivindicase finalmente el atentado sucedido en el día de ayer en Túnez en el que perdieron la vida un total de 12 personas.

Anuncios

El ataque, en el que se registraron también una veintena de heridos, fue obra de un terrorista suicida que hizo detonar un cinturón explosivo. Esto supone otro duro golpe para el país tunecino, que ya ha sido víctima este año de dos brutales atentados a manos del yihadismo, ambos dirigidos contra el sector turístico, uno de los pilares de la economía del país. Recordemos que Túnez es la cuna de la primavera árabe y único país de la región que culminó su transición a la democracia a través de unas elecciones libres, derrocando a su dictador Ben Ali.

Ante esta situación, está claro que DAESH no ofrece tregua alguna, ya que además de amenazar a los que asegura que son sus “principales objetivos”, también atenta contra el país que, por su régimen democrático actual, se considera el más avanzado del mundo árabe, pero desgraciadamente también una de las zonas con mayor actividad terrorista. #Terrorismo