El fallo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de #Venezuela supone que mantendrá cerradas algunas zonas limítrofes de ambos países y alega que esta medida “atiende de forma prioritaria a aspectos de seguridad ciudadana, económicos y de defensa integral del territorio”.

La Sala del Constitucional del TSJ venezolano añade que el fallo es “proporcional y pertinente” y destaca que va a continuar ejecutando medidas en favor de los derechos de los ciudadanos, que aluden “al acceso a bienes y a servicios de calidad, a la salud, a la vida y a fortalecer una sociedad justa y amante de la paz”.

Nicolás Maduro argumenta que el cierre de la frontera y el decreto de ‘Estado de Excepción’ para combatir el contrabando de alimentos, medicinas y combustible, además de evitar el acceso de grupos paramilitares colombianos.

Anuncios
Anuncios

El mandatario venezolano mantendrá de esta forma cerrados algo más de 2.200 kilómetros limítrofes con Colombia hasta que su gobierno y el de Juan Manuel Santos “acuerden políticas conjuntas”. Los pasos afectados por la medida afectan a la frontera por Táchira, aunque también a varios municipios de otros estados.

Maduro ha afirmado además que ha encontrado comprensión en el presidente colombiano y que ambos se encuentran cerca de acordar soluciones estructurales. Los dos mandatarios se reunirán próximamente aunque, es previsible que el encuentro no se produzca antes de diciembre debido a los compromisos de Santos en las próximas semanas.

Ambos presidentes se vieron hace un mes en la Cumbre de Quito donde acordaron el retorno inmediato de sus respectivos embajadores, tras la profunda #Crisis bilateral que protagonizaron este verano.

Anuncios

El encuentro que tuvo lugar ante la mediación de los presidentes de Ecuador (Rafael Correa) y Uruguay (Tabaré Vázquez), dialogaron para alcanzar una "normalización progresiva" de las fronteras, según afirmaron ambos mandatarios. 

El conflicto se inició el pasado 19 de agosto, cuando Nicolás Maduro decretó el cierre del paso fronterizo con su país vecino y expulsó a más de 1.600 colombianos de Venezuela.