Según indican las investigaciones policiales y a pesar de lo que proclama la ideología del Daesh, los terroristas que atentaron en distintos puntos de la ciudad de París el pasado viernes 13 de noviembre podían haber consumido la conocida como droga de los yihadistas. Se trata de la sustancia llamada Captagon y que tiene efectos notables sobre el organismo provocando una sensación de calma, elimina el miedo y la empatía favoreciendo así que se lleven a cabo matanzas y suicidios sin ningún tipo de titubeo.

En ausencia de exámenes toxicológicos que confirmen las sospechas de los investigadores, existen indicios suficientes parar sostener la teoría de la droga debido a las numerosas declaraciones de los presentes en las zonas de los atentados que tuvieron la oportunidad de ver a los asesinos y aseguran que actuaban con una calma sorprendente, sin duda ni pestañeo absoluto.

Anuncios
Anuncios

Incluso algunos testigos comparan la extraña e inquietante actitud de los periodistas con zombis debido a la ausencia de vida en su mirada.

A las declaraciones de las víctimas que han logrado sobrevivir a la masacre se unen las jeringuillas que han sido encontradas en las habitaciones de hotel ocupadas por los terroristas antes de perpetrar los atentados y que, según la sospecha de los investigadores, fueron utilizadas para inyectarse la mencionada droga. El Captagon se toma generalmente e forma de comprimidos por vía oral, sin embargo, en esta ocasión se pudo optar por la vía intravenosa para aumentar la potencia de sus efectos y minimizar el tiempo de actuación.

Las jeringuillas encontradas deberán someterse ahora a distintos tipos de análisis científicos para determinar si fueron o no utilizadas por los terroristas para consumir la droga y, de este modo, confirmar las sospechas de los investigadores.

Anuncios

Prohibida en los años 80 por la enorme dependencia que esta droga genera entre quienes la consumen, el uso del Captagon está muy extendido entre los yihadistas muy a pesar del supuesto rechazo de este tipo de sustancias por parte del ISIS. #Drogas #Terrorismo #Estado Islámico