El hotel Blue Radisson ha sido asaltado finalmente por fuerzas especiales después de que un grupo de hombres armados entrase en el edificio esta mañana y tomase a 170 personas como rehenes. Al menos 30 de los rehenes habían escapado antes del asalto de las fuerzas especiales, 18 personas han muerto y dos soldados han resultado heridos.

El hotel, de propiedad estadounidense, es muy popular entre el personal extranjero de líneas aéreas y el de empresas de negocios. Testigos oculares han declarado que los asaltantes han entrado en el hotel gritando "¡Alá es grande!" en árabe. Antes de que las fuerzas especiales tomasen el edificio, se ha podido saber que alrededor de 30 rehenes, los que eran capaces de recitar versos del Corán, habían sido liberados.

Anuncios
Anuncios

Los rehenes han sido liberados en una operación de las fuerzas especiales estadounidenses y francesas, mientras que el ejécito de Mali ha tomado la parte alta del edificio, donde se encontraban atrincherados los terroristas. No se ha podido establecer de momento una conexión con los atentados en París, la semana pasada.

Por otra parte parece ser, segun Reuters, que el grupo Al-Mourabitoun ha reivindicado el ataque también en Twitter. De confirmarse, sería la primera vez que lo hacen en #Redes Sociales. Se sabe que este grupo vinculado a Al-Qaeda tiene capacidad para llevar a cabo ataques de este tipo.

El grupo, establecido al norte del país, ha perpetrado varios ataques en lo que va de año en la zona centro y sur de Mali. Reivindicaron la autoría del ataque a un hotel en Sévaré, en el centro de Mali, en agosto, en el que murieron trece personas y un ataque en Bamako el 7 de marzo, en el que fallecieron cinco personas cuando un hombre armado abrió fuego con un Kalashnikov en el restaurante La Terrace.

Anuncios

Al-Mourabitoun se formó en 2013 como resultado de la unión de los soldados de Belmokhtar con los del grupo Movimiento por el Monoteísmo y la Jihad en África Occidental (MUJAO), con base en Mali.

El grupo está liderado por Mokhtar Belmokhtar, el supuesto cabecilla yihadista responsable del ataque a una planta de gas en Argelia en 2013. El gobierno de Estados Unidos anunció que Belmokhtar había fallecido en un ataque de las fuerzas aéreas estadounidenses en junio, pero lo cierto es que se desconoce si está muerto o sigue vivo.

#Terrorismo #Estado Islámico