El español antiguo tiene muchos insultos que deberían volver a utilizarse. En este artículo te vamos a contar aquellos que merece la pena que volvamos a utilizarlos.

  • 1. Raspamonedas: En la Edad Media era un insulto muy común, haciendo alusión a los cambistas, los cuales aprovechaban para limar los cantos de las monedas de oro y de plata y de esta manera lograban acumular mucho metal precioso que luego revendían a buen precio. Podemos decir que en realidad eran unos "ladrones". Algo que podríamos utilizar para nombrar a muchos "Raspamonedas" que aparecieron en esta crisis que nos ha tocado padecer.
  • 2. Tragavirotes: Hacía referencia a las personas muy estiradas o chulas como solemos decir ahora, en 1611 se les llamaba de esta peculiar manera.
  • 3. Lechuguino: Este insulto no ha desaparecido, pero ha ido cayendo claramente en su uso, habla de aquel chico joven que intenta seducir a mujeres con mayúsculas.
  • 4. Zurumbático: Peculiar insulto que se refería a las personas con mala sombra o temperamento oscuro por así decirlo. Personas enigmáticas o con mala suerte.
  • 5. Pisaverde: Podemos decir que era como se llamaba hace siglos a los metrosexuales. Ser presumido hasta límites insospechados también tenía su particular peaje.
  • 6. Viceversa: Antiguamente era un insulto, refiriéndose a aquellas personas contradictorias y que no tenían lógica en su comportamientos.
  • 7. Estafermo: Era esas personas que se quedan como "pasmarotes" y no reaccionan. Gente parada vamos.
  • 8. Badulaque: Se refería a a una persona inconsistente y necia, un "tonto" que solemos llamar ahora.
  • 9. Trapisondistas: Individuos que meten en líos a otras personas. Un "liante de los de toda la vida.
  • 10. Ser de la cáscara amarga: Solía llamarse hace años a los progresistas, gente que no sacaba nada en claro y no paraba de hablar.

Los insultos igual que las palabras sufren el paso del tiempo y algunas se pasan de moda, algunas quizás no vuelvan y se pierdan en el olvido, salvo en nuestra literatura, otras quizás puedan volver a la actualidad ¿no? ¿qué opináis? #Calidad de vida