Majed Abdulaziz Al Saud es el nombre del príncipe saudita de 29 años que fue acusado de haber agredido a tres mujeres estadounidenses manteniendolas como esclavas en su mansión en Los Ángeles, durante tres días de constante sexo y #Drogas.

Las mujeres ante éste suceso aterrador, presentaron una demanda civil y prefirieron no dar su identificación a la prensa. Declararon haber sido contratadas por el principe saudita meses atrás para tareas domésticas, pero éstas comenzaron a ser acosadas por el. Una de ellas contó que Majed Abdulaziz avanzó varias veces sexualmente hacia ella sin su consentimiento, hubo "avances sexuales que incluyeron su frotamiento contra una de ellas y el pedido a otra que le lamiera todo su cuerpo", aseguró la mujer.

Anuncios
Anuncios

Además las mujeres contaron que el príncipe saudita tenía pedidos muy poco comunes, como pedir a todo su personal, incluido el de seguridad que se desnudaran todos y se sumergieran en la piscina porque "quería ver denudo a todo el mundo". Una de las mujeres, cansada de la situación que estaba viviendo decidió enfrentar al príncipe y pedirle que parara con los acosos, pero éste enfadado le respondió que ella no era nadie y que el al ser un príncipe podía hacer lo que se le de la gana sin que nadie le dijera nada.

Van Frish, el abogado de las mujeres estadounidenses que fueron abusadas sexualmente por el príncipe saudita habló con la prensa e indignado señaló que éste es otro caso más de cómo la riqueza y el poder se usa para aprovecharse física y emocionalmente de aquellas personas que son más vulnerables.

Anuncios

En cuanto a la demanda, el príncipe  Majed Abdulaziz Al Saud recibió una orden de arresto por ser acusado de obligar a una mujer a practicarle sexo oral, pero por la falta de pruebas se estima que éste hombre sólo pueda recibir acusaciones por parte del tribunal estadounidense debido a delitos menores.

Éste es otro caso más que demuestra cómo los magnates árabes creen poder hacer lo que quieran con las mujeres debido a su fortuna. Semanas atrás sucedió un caso similar en los Estados Unidos, en el cual una empleada doméstica acusó de abuso sexual a otro príncipe saudita, el cual fue detenido con graves cargos ya que tres mujeres más se acercaron posteriormente a declarar por haber sido también abusadas por el mismo hombre. #Corrupción