Los funcionarios de la ONU, ha evaluado que el número de ciudadanos de Corea del Norte ha aumentado en el extranjero. Sin embargo sus condiciones laborales son inhumanas y de esclavitud, ya que algunos de ellos incluso no reciben ninguna paga, tan solo alojamiento y comida. Los trabajadores trabajan hasta 20 horas diarias, vigilados constantemente y casi sin comida. Este informe sobre los derechos humanos de Corea del Norte,  lo ha revelado Marzuki Darusman especialmente para la ONU.

El régimen de Kim Jong Un y las empresas que “emplean” a estos trabajadores norcoreanos, se convierten en cómplices participes en este esquema de trabajo forzoso, tal y como explica la ONU.

Anuncios
Anuncios

Corea del Norte ha denunciado los abusos contra su propio pueblo dentro de las fronteras del país controladas estrictamente. Sin embargo, el régimen de Kim Jong Un, cree que enviar sus ciudadanos al extranjero para trabajar, conlleva a embolsarse grandes sumas de dinero para el país, según la ONU.

Marzuki Darusman declaró ayer en una rueda de prensa, que esta práctica de esclavitud de norcoreanos en el extranjero, cada vez es más visible y el número de estos “trabajadores” sigue imparable en aumento. "Creo que refleja la situación financiera y económica muy apretada en Corea del Norte", dijo Darusman.

La gran mayoría de trabajadores norcoreanos que “trabajan” en el extranjero, lo hacen en países aliados a Corea del Norte, como Rusia y China. Aunque también han una presencia de estos ciudadanos en iguales condiciones laborales en países de Europa, Asia, Oriente medio y África.

Anuncios

Las principales industrias que emplean en estas condiciones de esclavitud a ciudadanos de Corea del Norte son: la minería, la tala, los textiles y la construcción.

En el mes de mayo, la CNN informó acerca de las condiciones infrahumanas en la que trabajaba un ciudadano norcoreano, el cual estaba en una obra de construcción en Kuwait. Permaneció trabajando allí durante 5 largos meses, donde no recibió absolutamente ningún dinero por su trabajo. Finalmente, puedo escapar de sus vigilantes jefes y pidió asilo en la Embajada de Corea del Norte de Kuwait.

Su historia hizo saltar las alarmas y más trabajadores pudieron escapar de estas condiciones laborales de esclavitud, donde no recibían ningún salario por estar prácticamente todo el día trabajando.

También ha habido trabajadores que si han recibido un salario, por así decirlo, una cantidad que ascendía como máximo a 150 dólares mensuales. Sin embargo, los empleadores han de pagar más cantidad al gobierno de Corea del Norte por tener un ciudadano norcoreano en sus filas.

Anuncios

Marzuki Darusman citó un informe sobre derechos humanos en el año 2012, en el cual se estimaba que el régimen de Kim Jong Un recaudaba entre 1.200 millones y 2.300 millones de dólares al año gracias a este sistema. Enviaba a ciudadanos norcoreanos a otros países y sus empleadores debían pagar una suma por ello. Gran parte de estos ingresos se cree que está siendo desviado al programa militar y otros exclusivos del régimen.

Darusman sugirió que los gobiernos de los países que permiten estas condiciones de esclavitud, son cómplices de hacerse ciegos ante los abusos de los derechos humanos y laborales de los norcoreanos. “las empresas que contraten a los trabajadores "se convierten en cómplices de un sistema inaceptable de trabajo forzoso", declaró Marzuki Darusman.

En el informe señaló: "Deben reportar cualquier abuso a las autoridades locales, que tienen la obligación de investigar a fondo, y poner fin a esa asociación".

Según un estudio creado por el Instituto Asan de Estudios Políticos del año 2014, se estima que son 50.000 los norcoreanos que sufren este trato vejatorio laboral. Actualmente, se estima que en este año la cifra ascienda ya al doble. #Crisis #Inmigración #Calidad de vida