La Comisión Europea llegó a la conclusión de que los mecanismos tributarios que se ofrecieron por Luxemburgo y Holanda Fiat y Starbucks no son legales, además de que estas suponían ayuda de estado incompatible con dicha regulación europea, así que los dos países van a tener que “recuperar el dinero que no han pagado que ambas empresas obtuvieron de ventajas competitivas. Dicha cantidad es de 20 y 30 millones de euros, por cada una de las empresas”, explico Margrethe Vestager, quien es responsable de Competencia.

Estas empresas redujeron la carga fiscal hasta niveles que son realmente extraordinarios, lo cual no es legal”.

Anuncios
Anuncios

Asimismo comento: “En esta ocasión hemos mandado un mensaje muy claro: Todas las autoridades nacionales no tienen la autoridad para darle a ninguna empresa de cualquier tamaño las ventajas competitivas respecto a otra”. En las cifras que se confirmaron podemos ver que Fiat tendrá que pagar un 0,4% de impuestos y Starbucks el 0,6%.

Esta investigación se abrió en junio del año pasado, y ahora concluyo que las regularidades de los impuestos que se estaban aplicando eran irregulares. El concepto de tax ruling representa un acuerdo que se lleva a cabo entre una empresa y un país para determinar la cantidad de impuestos que dicha empresa tiene que pagar, el cual es completamente legal, pero esto no conlleve ayuda de Estado y se beneficie a una firma o un sector.

Pero en esta ocasión los tax ruling que fueron analizados formaban parte de métodos más complejos y artificiales, ya que la cantidad de impuestos que pagaban ambas empresas no reflejaban la realidad económica, ya que ambas empresas vendían servicios y bienes entre las patas de sus holdings que no correspondían.

Anuncios

La cantidad que estas empresas tendrán que pagar será determinada por las autoridades de Luxemburgo y Holanda, y aunque aún no es un hecho, se ha confirmado que dicha cifra está entre los 20 y 30 millones, por parte de cada una de las empresas mencionadas.

Fiat se benefició de ventajas fiscales en el 2012, mientras que Starbucks lo hizo en el 2008. Y aunque la cantidad que debe de pagar cada empresa te puede sonar gigantesca, la verdad es que estas son solo una fracción minúscula de los beneficios que obtuvieron. #Unión Europea