Cuando los medios se hacen eco de la situación existente en ciudades como Palmira por consecuencias directas del conflicto bélico, no vale con solamente condenar a los culpables calificándolos de terroristas simplemente, sino que más bien deberíamos explicar a nuestro público la valor incalculable que tienen esas figuras que se destruyeron en ciudades como Palmira y que cuyos resultados es un freno a la investigación arqueológica en concreto y en general para el conocimiento de la historia universal.

     Hablemos un poco de la #Arqueología y su importancia, para que nuestros lectores entiendan la importancia que tiene conservar ciudades como Palmira.

Anuncios
Anuncios

El Antiguo Oriente fue una cultura de mucho esplendor de la que todavía queda mucho por saber.

     El estudio de una cultura así supone varios problemas, la falta de documentación es uno de los principales problemas así como los mitos que se han ido heredando en la historiografía en relación a fenómenos históricos como es el que nos atañe en este caso. Problemas que se acrecientan cuando nos ponemos a analizar cuál es la importancia y el calado  de los mitos que la historiografía ha ido arrastrando a lo largo de los tiempos, incluso en investigaciones recientes. ¿Cuáles fueron los principales canales de difusión de los mitos sobre el Antiguo Oriente? Los principales canales que fueron causantes del arrastre de estos mitos son tres que a continuación se describirán y de los que se podrán mostrar algunos ejemplos.

Anuncios

      En primer lugar y el más importante fue todo lo que aportó el Antiguo Testamento a la memoria histórica que se heredó. La idea que se ha venido atestiguando de la convicción o la sensación de unicidad y diversidad del pueblo de Israel como el pueblo elegido por Dios, ha sido una idea transmitida que proviene del Antiguo Testamento. El problema que supuso la influencia en esta memoria histórica ejercida por el Antiguo Testamento  es que los avances  y los nuevos descubrimientos llevados a cabo gracias a la arqueología siguieron los derrotes de demostrar la verdad que el Antiguo Testamento defendía y no se estableció un modelo de investigación de crítica a los datos aportados por el libro bíblico.  Esta fue una forma habitual de actuar hasta que la corrientes “laica” llego en el siglo XX y fue cuando surgieron los debates en relación al tema de los mitos y la herencia historiográfica.

      El segundo canal que contribuyó a los mitos creados en relación al Antiguo Oriente fue la literatura oriental.

Anuncios

Literatura que se le dio un valor de “verdad” aceptado en Europa, que junto con el Antiguo Testamento eran dos pilares importantes en la creación de la memoria en relación a esta cultura.

      El tercer canal que contribuyó a la creación de mitos en relación a la cultura del Antiguo Oriente fue el ejercicio llevado a cabo por autores clásicos. Autores que partían del mundo helénico y acababan en la época romana pasando por el periodo helenístico. Fueron los principales artífices en promulgar ideas en las que contraponían culturas y sociedades. Frente al despotismo oriental reflejaban la democracia occidental. Fomentaron la idea del inmovilismo cultural y tecnológico oriental frente a los progresos de Grecia y Roma. Destacaron la sabiduría oculta y la magia oriental frente a la ciencia laica y racional de griegos y sucesores.

      La lucha por acabar con esos mitos ha conllevado a que surjan otros como “cuna” o “alba” de la civilización. Como todos los otros no dejan de ser meros mitos. Son mitos puestos que anteriormente a esta civilización ya habían existido otras culturas pre y protohistóricas. Eso no  debe hacernos dejar de hacernos ver su importancia en la historia debido a su postura estratégica como origen de grandes procesos históricos. #Estado Islámico #Historia antigua