Nuevo fármaco para el ictus. La acción protectora es "válida" hasta seis horas después del ataque. La investigación para contrarrestar los daños causados ​​por un accidente cerebrovascular anotaron dos nuevos importantes logros. El primero fue descubierto por un grupo de científicos del Instituto Mario Negri de Milán y Turín NICO, descubridores de un medicamento que puede reducir en un 50% el daño cerebral hasta seis horas después del ataque.

Un segundo estudio, realizado en los EE.UU. ha demostrado que la estimulación magnética del cerebro restaura movimiento para pacientes con discapacidad en el brazo causado también por ictus.

Anuncios
Anuncios

El primer tratamiento farmacológico para el accidente cerebrovascular. El estudio italiano fue publicado en la revista Cell. El cerebro, como cualquier otro órgano del cuerpo - según dicen los investigadores- necesita alimento y oxígeno para funcionar. Tales sustancias son transportadas a través de los vasos sanguíneos y, cuando la sangre directa al cerebro se bloquea, se produce isquemia cerebral, lo que genera la muerte progresiva de las neuronas.

Las pruebas realizadas en animales se han centrado en una proteína llamada MKK7, ya que se sabe que juega un papel en la determinación de la muerte neuronal tras un ataque isquémico cerebral. Los investigadores sintetizaron un inhibidor específico de esta proteína, llamado GADD45Beta. ¿El resultado? El efecto "protector" también trabaja seis horas después del infarto cerebral y el daño se puede reducir en un 50%. Esta es la primera terapia con medicamentos para el tratamiento del ictus.

Anuncios

Por otro lado tenemos los campos magnéticos fabricados en los EE.UU. El estudio americano sobre la estimulación magnética del cerebro se realizó en 30 pacientes en el Centro Médico de la Universidad de Georgetown en Washington y se ha presentado en la reunión anual de la Sociedad para la Neurociencia, que se celebra en Chicago. Para devolver la esperanza a muchos pacientes que han sufrido ataques y que les ha producido una discapacidad grave en un brazo, los científicos utilizaron la estimulación magnética transcraneal (TMS), una técnica que consiste en poner sobre el cuero cabelludo del paciente una especie de sonda que estimula (con campos magnéticos) regiones específicas de la corteza cerebral.

La TMS está actualmente aprobada por la FDA solamente para el tratamiento de la depresión resistente a los medicamentos, pero está en uso experimental para muchas otras #Enfermedades

Estudios recientes han revelado que el 63% de las muertes causadas por accidente cerebrovascular son mujeres y que uno de cada cinco mujeres está en peligro de sufrir un infarto cerebral en el curso de su vida.  #Investigación científica #Calidad de vida