Las autoridades Federales mexicanas , descubrieron  un "narcotúnel"  en la frontera, entre Tijuana por el lado de México, y San Diego en el territorio norteamericano. Conectaba bodegas de acopio entre  ambas ciudades a través de sus 800 metros de extensión. En su interior se encontraron paquetes de diversas #Drogas , entre ellas: cristal”, “ice”, cocaína, heroína y marihuana, con un peso total de 12 toneladas, lo que tendría un valor de alrededor de 5.000.000 de dólares. Además fueron detenidas  22 personas sospechadas de narcotráfico. La mayoría de ellos pertenecen a la localidad mejicana de Sinaloa y habrían declarado tener vinculaciones con el Cartel Jalisco Nueva  Generación.

Anuncios
Anuncios

A pesar de lo dicho por algunos de los detenidos ,  las características de la operación, hacen que se atribuya la misma al Cartel de Sinaloa.

Hubo  un agente encubierto infiltrado, de la división de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional  de México, quien acordó con los narcotraficantes la provisión de choferes para conducir la droga, además del uso  del  almacén de San Diego. El pago por cada servicio negociado sería  la suma de 10.000 dólares. La actuación de dicho agente fue fundamental para descubrir  el túnel del narcotráfico más importante encontrado hasta el momento. Es destacable  por su estructura y los detalles que contiene. Esta equipado con un sistema de baterías de automóvil, que alimentan sus  sistemas de iluminación, ventilación y  una  plataforma de carga y transporte de un extremo al otro de sus accesos. Para subir o bajar  los paquetes que contenían diversas drogas a lo largo de los 9 metros que separan la superficie de entrada, del túnel propiamente dicho, se supone que  utilizaban poleas, ya que no se encontraron escaleras  en  las bocas de entrada de los  almacenes, ni en San Diego ni en Tijuana..

Anuncios

Desde  2008   las autoridades federales de #Estados Unidos y  México, actuando en colaboración conjunta,  vienen descubriendo una red de túneles que conectan uno y otro lado de la frontera en baja California. Los narcotraficantes parecen tener una marcada inclinación a utilizar estas estructuras para transportar sus cargas. Y no solo para eso, recordemos el último escape del "Chapo Guzmán" del penal del altiplano el 11 de  julio pasado.