Es un hecho que la llegada de miles de refugiados sirios en Alemania ha provocado que el gobierno alemán tenga que reaccionar en una gran cantidad de ámbitos. Hace algunas semanas se aprobó una nueva ley de asilo que tiene el objetivo principal de acelerar las deportaciones y que entra en vigor el fin de semana. Pues el día de hoy, viernes 23 de octubre, el gobierno de Angela Merkel dejo muy en claro que no permitirá ningún tipo de violencia por parte de los ultraderechistas en su país, ya que ha reforzado la seguridad en todo el país.

Burkhard Lischka, encargado de Interior del Partido Socialdemócrata, ha informado que “Se necesita un gran refuerzo de personal, en la Oficina Federal de lo Criminal y en los Servicios de Información Internos”.

Anuncios
Anuncios

Por esta sencilla razón es que en estos momentos las autoridades tienen en mente abrir miles de plazas públicas en servicios de seguridad.

Hasta el momento el anuncio de esta medida no es oficial, pero Thomas Strobl, un miembro de los democristianos de Merkel, ha confirmado que existen planes para reforzar los servicios de información internos, en dónde comento: “No vamos a permitir por nada del mundo que estos ultraderechistas arruinen la reputación que tiene Alemania como un país que está abierto para todo el mundo”.

Gracias a la gran oleada xenófoba que esta recorriendo a Alemania de norte a Sur el gobierno ha reaccionado. Desde la BKA (Oficina Federal de Investigación Criminal) han confirmado que en lo que va del 2015 se han realizado 461 ataques a los albergues de refugiados, cifra que si comparamos con años anteriores, muestra un enorme crecimiento, ya que el año pasado se hicieron 114 ataques, mientras que en el 2001 apenas y se produjeron 16 ataques.

Anuncios

Y lamentablemente no parece que las cosas vayan a mejorar, ya que la policía cree que el número de ataques seguirá incrementando, además de que estiman que se lleven a cabo acciones más violentas, como atacar a gente que tenga un aspecto extranjero y cerrar carretas y vías de tren con el objetivo de evitar la entrada de más refugiados a su país.

Las autoridades alemanas siguen trabajando para mejorar la seguridad de todos los refugiados en su país, así como la velocidad en la que se llevan a cabo las deportaciones. #Unión Europea