En Argentina con pleno ejercicio de la democracia se  vuelve a elegir, hoy una vez más,  en  las urnas,  desde Presidente y  Vicepresidente de la Nación, hasta  varias categorías de funcionarios. Pasando por gobernadores de las 11 restantes provincias que aún no los han elegido. Ya que durante el año se han producido elecciones en varios estados provinciales del extenso país sudamericano. Se renueva además parte del Congreso de la Nación Argentina, un cuarto de la cámara de senadores y la mitad de la cámara de diputados.

Se han tomado todos los recaudos posibles para que estas elecciones sean transparentes y legales. Presentes en el país hay veedores internacionales que fiscalizaran los comicios.

Anuncios
Anuncios

A cargo de Ejercito Argentino se encuentra el seguimiento satelital de los vehículos que transportan las urnas, a los lugares en  los que se emitirá el voto, y luego desde los mismos hacia el lugar del recuento. Los distintos partidos políticos han manifestado tener los suficientes fiscales para monitorear en los lugares de votación, que todo se desarrolle dentro del orden y la legalidad.

En el Correo Argentino, que es oficialmente, el lugar en el que se reciben los telegramas con los resultados de cada mesa electoral,  después  de finalizados los comicios, generalmente a partir de las 18 horas, estará presente la Defensoría del Pueblo de la República Argentina, como veedora de la legalidad y transparencia. Lo mismo ocurrirá en el resto del país, según lo acordado con el titular de la Dirección Nacional Electoral, Alejandro Tullio.

Ante pasados  reclamos  hechos por diversas fuerzas políticas por supuestas irregularidades sobre la impresión y distribución de las boletas partidarias, esta vez el gobierno ha subvencionado a todos los partidos para que se encarguen ellos mismos de la impresión de sus boletas. La distribución será hecha por el Correo Argentino, debiendo cada partido hacérselas llegar. Para ello se había establecido una fecha límite. No hubo inconvenientes en el cumplimiento de estas medidas preventivas, salvo con el PRO de Mauricio Macri que no pudo cumplir con el plazo y declaró a través de su apoderado que ellos mismos las llevarían a las escuelas donde se realizan los comicios.

Anuncios

Es de esperar que una vez emitidos los resultados, los distintos actores los reconozcan. Aunque es una práctica  común declarar fraude sin pruebas y sin realizar la denuncia correspondiente, cuando los números no son propicios. La voluntad de los pueblos cualquiera que sea, debe ser respetada en todos los  puntos del planeta. La tolerancia y aceptación de las distintas ideas políticas es una señal de pueblos y dirigentes  evolucionados.   #ONU