El #Papa Francisco saludó en Washington, durante su viaje por Cuba y #Estados Unidos, a Kim Davis, la funcionaria estadounidense que fue a prisión por negar el derecho de las parejas homosexuales a casarse.

Según puntualizó el Vaticano, se trató de un "breve encuentro" que no necesariamente debe entenderse como un apoyo a la postura que tomó la funcionaria. "El papa no entró en los detalles de la situación de la funcionaria", agregó el Vaticano. Sin embargo, a la vuelta del viaje, Jorge Bergoglio defendió el derecho a la objeción de conciencia en lo que se puede entender como un guiño al a situación de la funcionaria. Fue la respuesta de la Santa Sede, consciente de que las informaciones sobre el encuentro habían despertado confusión, comentarios y discusiones.

Anuncios
Anuncios

El grupo religioso Consejo por la Libertad había anunciado que Davis y su marido tuvieron un encuentro privado con el papa, en el que, según el sitio web, "hablaron en inglés, se abrazaron y el papa les regaló un rosario bendecido".

 

El papa Francisco, en defensa de los derechos de los inmigrantes

Franscisco, duro contra el abuso de menores, "verdaderos crímenes"