Con la muerte de un ciudadano judío oriundo de la denominada antigua Unión Soviética, tras 3 semanas del peor clima de violencia vivida en ese país, la tensión no deja de aumentar en el mismo. Su muerte se produjo por dos soldados terroristas que tomaron la estación de autobuses en Jerusalén, la misma, ha conmocionado a la comunidad israelita.

El temor a los crímenes y atentados por parte de los palestinos ha vivificado los sentimientos de rechazo y xenofobia en contra de los árabes israelitas, integrado por la 5ta parte de los 8.000.000 millones de habitantes, los asilados africanos, entre unos 50.000 mil eritreos y sudaneses, inclusive judíos que emigraron a Israel.

Anuncios
Anuncios

Con ello, la viviente conmoción en la comunidad hebrea por la muerte del señalado ciudadano judío, por los terroristas palestinos, denominados lobos solitarios.

El sombrío suceso que se registró en unos de las vías de la ciudad Santa, se pagó con la muerte del vigilante de seguridad en una escuela rabínica, que tenia 28 años, el cual acababa de obtener su licenciatura, luego de haber cumplido con el servicio militar. Luego, de una acalorada discusión con 2 soldados, a quienes les exigió sus identificaciones cuando éstos, se subieron al autobús en el cual viajaba, quienes a su vez, le exhortaron a que también les mostrara la respectiva documentación de identificación, versiones de unos de los voceros del Ejército, el pasajero quiso arrebatarle el arma a uno de los soldados mencionados, y el otro le disparó, ocasionándole la muerte.

Anuncios

Este no es el 1er caso, en el que un judío ataca a otro. En días pasados, específicamente el día 13, un ultra ortodoxo le entró a puñaladas a un hombre que se encontraba cerca del Haifa, a quien le gritó: que por ser árabe bastardo, se merecía lo sucedido, aunque de a la victima, no le sirvió de nada haberles asegurado de que era un hebreo como él.

En los colegios públicos como el Tel Aviv y en algunas otras regiones están poseídas por la tensión y el miedo. Por tal motivo, las autoridades municipales han prohibido al personal formado por árabes, el cual hace labores de mantenimiento, concuerde con los estudiantes en horario escolar.

La investigación por parte de la policía, se ha abierto por el linchamiento de un emigrante eritreo, quien fuera apaleado por una turba, luego del atentado sucedido en la estación de autobuses en Beer Sheva, arrojándoles sillas, pateándole, escupiéndole, entre otros maltratos, mientras tanto, el mismo se desangraba, y murió al día después del linchamiento. Dicha investigación cuenta con la detención de 4 ciudadanos israelitas, figurando dos funcionarios de prisiones. #Accidentes