Desde hace tiempo son constantes, y van en aumento, las noticias sobre miles de personas desesperadas que pierden la vida o se amontonan en Italia, Grecia y otros lugares de Europa, intentando huir de África o de Oriente Próximo. Uno de los "puntos calientes" es Calais, donde muchas de ellas intentan pasar, como sea, hacia el Reino Unido. David Cameron, el primer ministro británico, con una flagrante falta de sensibilidad, les ha designado con el calificativo de "enjambre".

Los emigrantes que vienen a Europa lo hacen por la proximidad y porque creen que pueden vivir mejor. Pero como recordaba un artículo de Peter Müller y René Pfister en Der Spiegel, publicado por la revista Time, Europa, que tiene sólo el 7% de la población mundial y es responsable del 25% de la producción económica mundial, vale la mitad de todo el bienestar social del planeta.

Anuncios
Anuncios

Si esto es difícil de mantener, con unas sociedades desguazadas a sus puertas todavía lo es más.

A día de hoy en el mundo hay unos 60 millones de desplazados, cifra nunca vista desde la Segunda Guerra mundial. Dos afirmaciones de Lebret nos indican que no hemos progresado mucho: "El mal del mundo no es la pobreza de los indigentes, sino la inconsciencia de los provistos"; "En lugar de orientar la producción y los intercambios hacia los bienes que permitirían a la mayoría de lograr la seguridad de la subsistencia, los hombres políticos de los estados nuevos favorecen el acceso al bienestar y al lujo de las capas ínfimas de población cada vez más ávidas de tener más. ". Este médico brasileño fue decisivo para que el mundo tomara conciencia de este problema, que no debe ser ninguna fatalidad, y que la industrialización bien aplicada puede favorecer la agricultura.

Anuncios

El libro Destrucción masiva. Geopolítica del hambre (2012), de Jean Ziegler, explica su gran labor y actualiza datos al respecto.

Actualmente en la Tierra hay unos 795 millones de personas subalimentadas. Estos son datos del informe sobre el estado de la inseguridad alimentaria en el mundo que ha publicado este 2015 la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura que Josué de Castro contribuyó a crear. #Gobierno #Inmigración #Calidad de vida