El director, actor y productor de #Cine Quentin Tarantino es boicoteado por las autoridades de Estados Unidos por sus declaraciones en una protesta que trataba de defender los derechos de todas aquellas víctimas inocentes que han muerto a manos de agentes policiales. Estados Unidos cuenta con una larga lista de casos de brutalidad policial y, para mostrar su descontento y fomentar un cambio radical en esta lamentable situación, la asociación Rise Up October convocó una marcha masiva y a nivel nacional para acabar con el terror sembrado por la policía.

El pasado 24 de octubre Nueva York se convirtió en lugar de encuentro de esta protesta contra esta clase de violencia que se da en la ciudad estadounidense.

Anuncios
Anuncios

Muchos fueron los que acudieron a su llamada, entre ellos Tarantino, quien fomentó el movimiento con un conmovedor discurso y marchó contra la actitud de los policías norteamericanos a los cuales y según varios medios, calificó como ‘asesinos’.

Esta afirmación no alegró a las autoridades de la ciudad. Patrick Lynch, presidente del órgano de representación y unión de los cuerpos de policía, la asociación Patrolmen’s Benevolent, se mostró indignado con las declaraciones de Tarantino argumentando que son profesionales que arriesgan su vida a diario y propuso un boicot a las creaciones del director. A él se le unieron la policía de Los Ángeles y Filadelfia, e incluso se han llevado a cabo peticiones a los cuerpos policiales de LA para que se le denieguen al director permisos necesarios para llevar a cabo sus próximas películas. 

Sin embargo, no todos los integrantes de los cuerpos de seguridad de Estados Unidos se han unido a la querella.

Anuncios

Tras una entrevista realizada por The Guardian, muchos policías no están de acuerdo con el boicot. El oficial Dave Hamilton declaró “no voy a dejar de ver sus películas, me gustan” y que Tarantino era libre de participar en la marcha, ya que era algo ajeno a sus películas. Otro policía llamado Richie Baez respondió “¿Dejar de verlas porque lo mande la unión? Eso debería ser una decisión personal basada en la conciencia de cada uno”. Por el momento, habrá que esperar para ver si este movimiento consigue su propósito.