En relación al desafío separatista que ha  introducido el Parlament, en el Palacio de la Moncloa y para elaborar la respuesta correspondiente, Rajoy habría decidido, reunirse solo con los lideres políticos que "no apoyen el separatismo".

Uno de los primeros en ser recibido, ha sido Albert Rivera quien ha llevado a Rajoy cinco puntos que considera fundamentales en la respuesta que elaborarán los políticos que acudan a reunirse con el ejecutivo. De esos 5 puntos  los que resumen su idea  serian los siguientes:

1- El respeto al articulo número 1 de la Constitución de España

2- Que los gobernantes se comprometan a gobernar sin el apoyo de los que quieren "romper" el país.

Rivera aspira a dar a lo dicho una forma de acuerdo o pacto, que firmarían los participantes de la reuniones en La Moncloa.

Anuncios
Anuncios

Ha pedido hechos, declarando que la democracia no es negociable.

La vicepresidenta declaró al periodismo que se tomarán como principios en estas reuniones, la igualdad de los españoles, la unidad de España y las leyes. Y que  el primer pacto por España es la Constitución.

Después de su reunión con el presidente el líder de #Ciudadanos Albert Rivera,  ha brindado una conferencia de prensa en la que ha expresado  que, no vería posible gobernar teniendo de por medio  acuerdos,  con partidos no constitucionalistas, "eso no puede volver a pasar".  Buscaría un acuerdo con los que tengan lo dicho como prioridad y no incluiría a los que según el se "autodescartan".

En las últimas horas Mariano Rajoy a consentido en recibir a los que "no piensan como el". Es muy valorable este gesto democrático de su parte. De manera que sus palabras le  han abierto las puertas de la Moncloa a Pablo Iglesia de Podemos quien tuvo su indudablemente controvertida reunión, durante la tarde.

Anuncios

Saliendo de la reunión Pablo Iglesias también declaró ante la prensa, agradeció a Rajoy que hubiera reconsiderado su decisión de no recibir a Podemos. Luego asumió la posición de adversario político y reafirmo "no estamos de acuerdo en nada".

Hay quienes ven  correcta la reunión con Rivera ya que es el representante legitimo de la primera fuerza opositora en Cataluña, pero no  encuentran motivo  para que Iglesias el representante de la Nueva Izquierda Radical, quien parece avalar la lucha armada de ETA, sea recibido. En realidad ninguno de los dos partidos tienen representación en el legislativo y algunas personalidades creen que tomarles en cuenta  es una demostración de debilidad del PP. #Gobierno #Independencia