Un videojuego que estuvo enterrado en el desierto durante 30 años se vende en una subasta junto otros cassettes por $ 108,000 ( 96,984.00 euros) . El juego se ecnontraba en el desierto de México y fue sacado a subasta. 

Una de las más hermosas leyendas del mundo de los #Videojuegos que se refiere a ET, el videojuego del extraterrestre más querido por todos y que fue lanzado en 1982 por el Atari 2600 fue rescatado de entre las arenas y ahora ya tiene dueño. Un dueño que sin duda lo quiere mucho por lo que ha llegado a pagar por él...

La verdad es que este videojuego en su época fue un fracaso total a pesar de que este entrañable extraterrestre ganó la popularidad y el corazón de sus fieles seguidores.

Anuncios
Anuncios

EL juego pasó totalmente inexistente para todos. Corría la voz que hace muchos años alguien decidió tirar a las arenas del desierto mejicano un conjunto de casetes y videojuegos para enterrarlos bien y no volver a verlos. Se hablaba del entierro Atari de Nuevo México pero todo el mundo creía que era otro mito más de los muchos que circulan por el mundo y que en realdad eso nunca había sucedido. Pero no era así sino que esta vez fue verdad. Encontraron el lugar preciso en el que supuestamente habían abandonado todo ese material y dieron con estas reliquias entre las cuales se encuentra el juego de ET.

Atari había programado la salida de este juego para hacerla coincidir con el estreno de la película pero fracasó. El hecho es que ahora el que se concoció como el peor juego de los tiempos es uno de los más valiosos.

Anuncios

De hecho, es el protagonista del primer lote de 881 juegos encontrados que se han vendido en eBay recaudando más de 96,984.00 euros. Los otros juegos que forman parte de la colección son algunos como Asteroids a Missile Command, passando per Warlords, Defender, Star Raiders, Centipede e Super Breakout. Pero estos  ya habían tenido su momento de fama en el pasado. Ahora le toca a ET recuperar su reputación. Puede que la gente siga considerando que el juego es tan malo como lo era antes pero supera con creces en valor a todos sus competidores.