Nicolás Maduro, el presidente de #Venezuela, ha comentado que no abrirá la frontera hasta que se prohíba o elimine la venta de productos de Venezuela de contrabando. Asimismo realizó una petición para el cese al “ataque al bolívar” en Cúcuta y en todo el territorio.

Maduro afirmo: “hasta que no se haga, no voy a abrir la frontera”, mientras pedía la ayuda a los estados fronterizos en esa decisión. El viernes a medio día dará anuncios importantes sobre la #Crisis de la frontera desde el Palacio de Miraflores.

Durante la asamblea de mujeres en Caracas, Maduro hizo una intervención, en la que comentó que el gobierno colombiano debería de ponerse las pilas y proteger a los pueblos del norte (Cúcuta y Santander) de los contrabandistas y paramilitares.

Anuncios
Anuncios

Al mismo tiempo aprovechó para afirmar que el país colombiano se ha convertido en una gran exportadora de pobres y pidió que apoyaran al chavismo.

Pero eso no fue todo lo que el mandatario dijo sobre el tema, ya que además reitero que es anticriminal y antiparaco, y que todas las personas que fueron deportadas “eran esclavos de los contrabandistas y criminales”. Después, con investigación, descubrimos que eran ilegales. “Estas personas no eran refugiados, todos ellos dijeron que querían regresar a tu país”.

Maduro siguió con las declaraciones, afirmando que su país se ha convertido en un gran refugio de paz para todos los colombianos que buscan un mejor lugar fuera de su país. “Venezuela es la última y la más grande trinchera de paz que tiene el pueblo colombiano”, afirmo el mandatario.

Anuncios

También señalo que espera que Juan Manuel Santos recupere su sensatez y que el Gobierno que encabeza “inicie acciones para proteger al pueblo de Colombia en toda la zona fronteriza con Venezuela.

Pidió a su “par colombiano” presentes en el acto que defiendan a Venezuela y “la paz de su familia” en este país, mientras que afirmó que si su puesto llegara a ser sustituido por un gobernante de derecha el territorio que dirige sería llenado por paramilitares y se impondrían métodos descuartizadores y asesinos.

Recordemos que después del ataque a los venezolanos a media noche el miércoles pasado, el país decidió cerrar sus fronteras de Cúcuta y San Antonio del Táchira, para que dos días después del mandatario declara el estado de excepción.