El abusivo uso de selfies con los osos hace que un parque cierre sus puertas a los visitantes.

Esta moda excesiva de la gente de hacerse selfies con #Animales salvajes o en situaciones extrañas y al límite ha hecho que un parque estadounidense tome medidas al respecto para proteger a sus animales de los humanos y evitar también posibles accidentes no esperados por la temeridad de los visitantes. Esto es lo que ocurre en los EE.UU., donde una reserva ha decidido cerrar temporalmente el área a los visitantes a su parque, para evitar consecuencias desagradables de la manía de los selfies. Muchos de los visitantes se acercaban peligrosamente a los osos en un intento de capturar una instantánea única para compartir con amigos en las redes sociales.

Ya hace más de un año que se debate sobre el tema en Nevada y California donde se ha llegado a hacer una llamamiento a la población para alertar de las posibles consecuencias de hacerse seflies a todo riesgo con animales salvajes.

Anuncios
Anuncios

Los turistas de los parques se empeñan en sacarse fotos lo mas cerca posible de los osos sin temer por su vida y sin pensar que se trata de animales salvajes que pueden causarles daños sin querer o si se ven amenazados por la presencia de la cámara y de los mismos humanos.

Los gerentes del parque Waterton Canyon, un área de aprendizaje y recreación que hay cerca de Denver, ha optado por el cierre temporal de sus instalaciones por la incapacidad de poder frenar una tendencia tan superficial como peligrosa de tomarse selfies con animales salvajes.

"En esta época del año la actividad de los osos es muy alta, ya que, en vista de la llegada del invierno, los plantígrados sondean el bosque en busca de tanta comida como sea posible. Pero a pesar de la agresividad de algunos ejemplares,muchos visitantes siguen queriendo estar a pocos metros de los osos y extraer de su bolsa un bastón para hacerse un selfie con los animales y obtener una foto privilegiada sobre los animales grandes y peligrosos".

Anuncios

Así lo contó Brandon Ramson, el gerente del parque en cuestión.

Hay gente que incluso se ha llegado a poner a menos de tres metros de distancia de los animales, lo cual, es un peligro muy grande para sus vidas pero la gente hace caso omiso a las sugerencias y advertencias de los que trabajan en el parque. La situación actual no contribuye a la seguridad de los visitantes ni tampoco para la serenidad de los animales salvajes. Por esta razón, desde el viernes pasado se cerró la visita de los turistas al parque para que la actividad de los osos pueda volver a la normalidad y para que la gente sea un poco más consciente de la gravedad del asunto.  #Estados Unidos #Calidad de vida