La muerte por enfermedad del perro de Fukuda lo dejaría tan mal después de haber pasado tantos años juntos que creyó que la mejor opción era clonarlo para no perderlo. Para superar esta separación tan dolorosa y terrible Junichi Fukuda de 55 años de edad decidió optar por la clonación del cuadrúpedo. El pequeño Momoko, que murió después de 16 años de convivencia con su amo, habría dejado al hombre en la más profunda desesperación porque siempre había sido muy importante para él. El pequeño perro había sido de gran ayuda y apoyo emocional durante el divorcio que pasó Fukuda con su esposa.

Su pérdida hubiera resultado tan difícil de superar que el Sr. Fukuda no dudó ni un segundo en emplear hasta 100.000 dólares en la clonación de Momoko. De hecho, antes que el animal dejara este mundo para siempre el amo ya había preparado todo para que "no ocurriera".

Anuncios
Anuncios

Unas semanas antes de la muerte del perro, le cogieron una serie de muestras que serían necesarias más tarde para poder hacer la réplica del animal.

Después de tres meses, el hombre ya pudo ver la copia exacta de su querido amigo. Ahora tiene que volar cada fin de semana desde Tokio a Seúl, hasta los laboratorios de biotecnología Sooam, donde se entretiene con el pequeño cachorro llamado Momotan. Alquila un apartamento cerca del laboratorio y pasa tiempo con el nuevo cachorro. Tendrá que estar unos meses más así, hasta que en noviembre pueda  llevárselo definitivamente a casa. 

Los laboratorios de biotecnología Sooam son líderes en términos de clonación y esperan que estas técnicas puedan ser útiles para la repoblación de especies en África o para "resucitar #Animales extintos". Hasta ahora la empresa en particular ya ha clonado aproximadamente 600 perros.

Anuncios

Pero algunas personas se oponen a la clonación de los animales como Beth Shapiro, un biólogo de la Universidad de California en Santa Cruz, que ha puesto en marcha una acción contra este tipo de intervenciones en los que se juega con las emociones de los animales y se crean perros clonados sólo por los propios sentimientos de los amos. Un debate que sin duda trae mucho que hablar y que a día de hoy, por el momento, ganan las poderosas empresas que pueden seguir clonando seres vivos a cambio de dinero. #Ecología