Los fallecidos por el #Terremoto y posterior tsunami que se produjo este miércoles 16 de septiembre en Chile han ascendido a 11 después de la aparición de varios cadáveres. Todas las víctimas menos una se encuentran identificadas según han informado las autoridades chilenas que se afanan en buscar a los posibles desaparecidos y reestablecer el suministro eléctrico y de agua allí donde se ha detenido.

Y es que más de 9.000 hogares permanecen sin agua corriente casi 24 horas después del terremoto de Illapel y más de 86.000 viviendas se encuentran sin electricidad según han informado responsables de la Oficina Nacional de Emergencias en su último balance de la situación.

Anuncios
Anuncios

También han indicado que además de los 11 fallecidos, al menos 9 personas se encuentran heridas aunque ninguna de gravedad. A estas se suma un hombre que murió en Argentina durante el terremoto al sufrir un infarto y caer por unas escaleras durante la evacuación. Y es que el fuerte seísmo se ha sentido en países vecinos como Argentina o Brasil.

Mientras se trata de volver a la normalidad en el día después del terremoto, incluso a pesar de las réplicas que se van sucediendo, la Presidenta Michelle Bachellet se ha acercado a las zonas más afectadas por el desastre. Allí ha podido constatar los daños causados por el terremoto y por el tsunami, ya que se ha acercado a poblaciones costeras para ver lo sucedido. Ciudades como Coquimbo o poblaciones como Tongoy vieron, poco después del fuerte seísmo que tuvo lugar en la tarde del miércoles 16 de septiembre, como el mar inundaba sus calles y lanzaba las embarcaciones hacia tierra.

Anuncios

En imágenes difundidas por la Armada de Chile, que se encuentra colaborando con el resto de autoridades, se aprecian los restos de escombros que el tsunami se llevó en su retroceso, así como la devastación en el área de Coquimbo.

Chile es un país en el que los terremotos son habituales. En 2010 otro seísmo de magnitud 8.8 provocó la muerte de 525 personas y un tsunami mayor que el que ha tenido lugar en esta ocasión. Anteriormente, en 1960 se produjo en Chile el terremoto de mayor magnitud jamás registrado y que alcanzó 9.5.

Crédito de la imagen: CC-by-sa Sfs90