A las 19:54 hora local, Chile fue sacudido por un terremoto de magnitud 8,4 que pudo sentirse en todo el país. El sismo tuvo lugar en las proximidades de Canela Baja, en la IV Región o Región de Coquimbo, a unos 300km al norte de Santiago. Ciertas informaciones apuntan que fue también percibido en Perú y otras regiones tan lejanas como Buenos Aires (Argentina). La alarma por tsunamis se activó rápidamente para toda la costa chilena, para ciertas de regiones de Perú e incluso en Nueva Zelanda se ha dado a estas horas el aviso por precaución.

Hasta la hora actual (00:15h) se han dado más de veinticinco réplicas de menor intensidad, aunque en los minutos posteriores al primer seísmo dos de ellos superaron la magnitud 7.

Anuncios
Anuncios

Por el momento, la presidenta Michelle Bachelet ha confirmado tres víctimas mortales. En lo que a un posible tsunami se refiere, las regiones de Coquimbo y Valparaíso han recibido ya pequeñas olas que en algunos casos han remontado pausadamente los cauces de los ríos. Después del #Terremoto y posterior tsunami acaecidos en febrero de 2010, en donde fallecieron más de 525 personas y falló el sistema de aviso, se dio una rápida alerta y evacuación de toda las zonas costeras. Hospitales y centros penitenciarios fueron también evacuados de urgencia en la IV región y se está haciendo también lo propio en el archipiélago Juan Fernández y la isla Rapa Nui (Isla de Pascua).

En su conferencia de urgencia, Michelle Bachelet ha confirmado para mañana su visita a los lugares afectados, desde donde informará con más detalle del alcance real del suceso en dichos emplazamientos.

Anuncios

Las clases han sido suspendidas para el día de mañana en distintas regiones, así como varias actividades en motivo de las fiestas patrias del 18 de septiembre. También se reportan cortes en distintas rutas norteñas y muchas retenciones, por lo que se recomienda no viajar durante la noche de hoy de ser posible. Por el momento sigue la alerta roja por tsunami y por posibles nuevas réplicas fuertes, aunque se hace un llamamiento general a la calma.