Italia - Centro de Roma, a pasos de la Plaza del Pueblo* se encuentra la Óptica "Spezia", local comercial que se ha hecho famoso por tener de cliente al Papa, que se sigue saliendo del protocolo oficial. 

En este marco, gran sorpresa hubo en el centro de Roma con el Papa Bergoglio de protagonista, ingresando a una óptica en Vía del Babuino, al local de Alessandro Spieza, al que llegó  acompañando por  Monseñor Guillermo Karcher.  

Los religiosos, llegaron en el auto oficial del #Vaticano y el Pontífice le dijo al propietario: "No quiero un marco nuevo, tiene que cambiar solo las lentes, no quiero gastar", para agregar en seguida: "Por favor, déjeme pagar lo que corresponde".  

El óptico le dijo a los periodistas que el Santo Padre estuvo dentro unos 40 minutos

Agregó además que esperaba la llegada de Francisco, pues le habían avisado que se haría presente.  

El Papa Bergoglio, llegó portando una nueva receta firmada por su médico, ya que tiene dificultad para ver de cerca.

Anuncios
Anuncios

 

En este sentido, el profesional ha provisto de hacer un nuevo examen que ha evidenciado la necesidad de utilizar lentes multifocales que le permitirán ver de lejos y de cerca, decidiendo actualizar el aumento a estas lentes especiales.  

Llegado a este punto, el óptico, le ha propuesto al Pontífice varios marcos para que elija, pero Francisco dijo: "No quiero gastar, prefiero mantener el viejo marco y cambiar sólo las lentes"

En contacto con los periodistas, Spezia sostuvo: "Yo siempre respeto el pedido de mis clientes y trato de dejarlos conformes", porque, según el mismo Spezia, cuando le dijeron al Papa que debía cambiar las gafas, fue él quien ha dicho en el Vaticano: "Quiero ir de Spezia". 

Antes de saludarlo, el Papa abrazó al comerciante y acercándose a la oreja, le dijo: "Alessandro yo quiero pagar los anteojos".

Anuncios

"Su Santidad, me pagará sólo la materia prima" fue la respuesta del óptico. "Yo jamás me he aprovechado". Ha dicho el mismo Spezia a los periodistas

*La Plaza del Pueblo, es una de las más conocidas de Roma. En el centro de la plaza, hay un obelisco egipcio dedicado a Ramsés II, es el segundo más antiguo y uno de los más altos de Roma, con 26 metros o 36 contando el pedestal. #Papa Francisco #Iglesia católica