La guerra de las dos Coreas que tuvo lugar entre 1950 y 1953 separó a miles de personas y familias en la frontera entre Corea del Sur y del Norte. Ya se han hecho varias reencuentros desde entonces hasta día de hoy y este año quiere volver a celebrarse. 

Falta por decidir el sitio exacto en el que tendrá lugar este acto y e número de personas que podrán volver a ver a sus seres queridos. Tampoco está claro aún el día en el que se celebrará aunque se presume que pueda darse el mes que viene, o bien a principio de mes o a mediados. Y se baraja la posibilidad que el lugar elegido sea el monte de Geumgang que se encuentra en Corea del Norte.

Anuncios
Anuncios

Aunque no se sepa nada con exactitud lo cierto es que la Cruz Roja ya ha empezado a movilizarse para contactar con los miles de personas que quedaron separados durante la guerra. Estamos hablando de dada más y nada menos que 66.000 personas que no pueden ver a sus familiares que se encuentran en la otra Corea. 

En los anteriores años que se han celebrado actos similares para reunir de nuevo a las familias de las dos Coreas 129.264 personas que habitan en Corea del Sur decidieron hacer el paso y pedir el acceso a Corea del Norte para #Poder ver a sus seres queridos. 

Hay que tener en cuenta que muchas de las personas ya son mayores, casi octogenarios y eso dificulta que puedan pedir la solicitud o bien trasladarse para lograr ver a los suyos. Por no decir que para muchas de estas personas ya es demasiado tarde y nunca tendrán la oportunidad de estar de nuevo con sus familiares porque ya han perdido la vida. De hecho, según confirman los datos de Unificación la mitad de las personas que se encuentran en esta situación tienen más de setenta años y la otra mitad ya han perdido la vida. 

La primera vez que se celebró este acto de reencuentro de familiares separados por la guerra delas dos Coreas fue en 1985 y desde con este ya se habrán celebrado 20 actos.

Anuncios

Y lo curioso es que la mayoría de ellos se vieron desde el año 2000. 

Este año podrán volver a reunirse los pocos que quedan. Pronto se sabrán los lugares y fechas exactos de la celebración.