Entre las fuentes de energía limpias se mira cada vez más la producción de hidrógeno como combustible, en particular, la que procede de la energía del sol. Este proceso tiene como único subproducto el agua único, sin producción de CO2.

Uno de los aspectos limitantes del uso de este medio para obtener energía es el uso de catalizadores de metales preciosos que son muy caros. Ahora, sin embargo, gracias al descubrimiento de la Universidad de Wisconsin-Madison se pueden usar nuevos materiales igual de eficientes y mucho menos caros.

Entre estos materiales destacamos el fósforo, el azufre y el cobalto que sustituirían a los materiales como el platino, paladio, iridio y el oro, metales nobles que se utilizan generalmente para la catálisis de los procesos de producción de hidrógeno.

Anuncios
Anuncios

Son eficientes, resisten la oxidación pero es casi inviable su uso por lo costoso que resulta.

Song Jin, el profesor de química en la Universidad de Wisconsin-Madison que ha realizado el experimento con los nuevos materiales en su laboratorio en la división del agua e hidrógeno, ha dicho que: "Si usted quiere hacer frente al problema del calentamiento global es necesario pensar a lo grande. Ya sea algo como imaginar producir hidrógeno a partir de electricidad, o directamente de la luz solar. Necesitaríamos millas cuadradas de dispositivos para producir tanto hidrógeno. De hecho no habría suficiente platino para lograrlo."

El uso de cobalto tendrá un coste de 1.000 veces menos que sus competidores y es tan eficiente como ellos. Jin ha estudiado durante años los procesos de conversión de energía.

Anuncios

Junto con sus alumnos Miguel Caban-Acevedo y Michael Stone habían hecho experimentos con pirita tratando de reemplazar el hierro con cobalto y utilizando el nuevo catalizador como la pirita. Más tarde, agregaron fósforo y poco a poco llegaron a descubrir las propiedades de estos elementos como catalizadores.

Los resultados han sido publicados en la revista científica Nature, en la sección de "Materials". Dado el éxito que ha tenido, Jin y su equipo han ido aún más lejos tal como él mismo explica: "Debido a que este nuevo catalizador es muy bueno y es muy parecido a los resultados que nos ofrece el platino hemos preguntado rápidamente al WARF (Wisconsin Alumni Research Foundation) para poder presentar una patente provisional, cosa que nos han dado en tan sólo dos semanas."

A partir de ahora poder sacar energía del hidrógeno resultará mucho menos costoso. #Energías renovables #Ecología #Calidad de vida