Estos últimos años se ha observado una tendencia creciente: en #Estados Unidos, un número cada vez más de ciudadanos norteamericanos ha puesto en marcha procesos para renunciar a su ciudadanía y dejar de ser ciudadanos de Estados Unidos de América. ¿Cuáles son las razones que se encuentran detrás de este hecho y porqué los americanos están renunciando a su patria?

Según informan diversos medios de comunicación especializados, el endurecimiento de las normas fiscales aplicadas a quienes viven en el extranjero ha provocado esta oleada de renuncias a la ciudadanía americana por parte de los habitantes en el territorio. Desde que el Departamento del Tesoro comenzó a hacer cumplir las leyes fiscales para los expatriados, ellos han respondido a este ataque fiscal renunciando a la ciudadanía del país, con lo que dejarían de tener responsabilidades fiscales hacia Estados Unidos.

Según la ley, los contribuyentes estadounidenses deben declarar si tienen cuentas en el extranjero por un valor de más de 10.000 dólares en el transcurso de un año.

Anuncios
Anuncios

Para los ciudadanos y los residentes extranjeros las normas respectivas al pago de impuestos, las declaraciones de ingresos y la devolución de impuestos por herencias son las mismas independientemente del país donde resida esta persona, ya sea EEUU u otro país.

El departamento del Tesoro informó que durante el primer trimestre del año 2015 un total de 1.335 estadounidenses renunciaron a la ciudadanía americana, una cifra elevada considerando que se trata de la cifra más alta de expatriados jamás publicada, por encima del récord de 1130 expatriados que renunciaron a la nacionalidad en el segundo trimestre de 2013.

Según expertos consultados acerca de este hecho, el complejo sistema de impuestos existente en Estados Unidos estaría detrás de estos problemas, ya que su elevada complejidad se convierte en una carga insoportable para los expatriados, que se ven obligados a rellenar multitud de documentos con objeto de hacer frente a sus obligaciones fiscales. #Crisis #Corrupción