La primera vez la vieron en el estado de México y por el momento se está extendiendo al norte del país. No se trata de unas abejas cualquiera y que sean buenas para el ecosistema y para aportarnos miel sino que son letales para los seres humanos debido al veneno tóxico que contienen.

Según un artículo publicado en la revista Plos ONe de Estados Unidos, los ecologistas están en alerta y han querido hacer un grito al cielo para que la gente sea consciente de los riesgos que comporta este insecto aparentemente inofensivo.

Esperan que esta especie de abeja no invada todo el territorio y lo que sería peor aún, que eliminara a las abejas autóctonas del país para instaurarse ellas. 

En el sur de los Estados Unidos esta abeja de procedencia africana ya ha sustituido a otras especies locales y cada vez están ganando más territorio ahora dirección norte.

¿De dónde salen? De la raza humana.

Anuncios
Anuncios

Sí, no son abejas comunes sino abejas de laboratorio. Como sacadas de una película de ciencia ficción, estas abejas las tenían en un laboratorio para hacer experimentos genéticos con ellas. El Dr. Warwich Kerr se hacía cargo de ellas y es el investigador principal de estos experimentos. El problema es que se liberaron accidentalmente 26 colonias de abejas del laboratorio. No son abejas comunes, tienen una sustancia tóxica en su interior que cuando la dejan en el cuerpo de algún humano puede resultar letal. De hecho ya han muerto varias personas debido a su veneno. 

Por el momento ya se encuentran en toda Sud América y ha cruzado México dirigiéndose al norte de los Estados Unidos. Se las conoce como las abejas africanizadas. En 1956 se introdujo en Brasil la abeja Apis mellifera scutellata que procedía del sud de África.

Anuncios

Y ésta se cruzó con las abejas  europeas y fue de este cruce que aparecieron las abejas africanizadas.

Cuando se liberaron empezaron por invadir las zonas de México y Texas y ahora ya están empezando a ver por California y Florida y tienen intención de seguir hacia el norte de los Estados Unidos. #Animales #Investigación científica