El CDC o Centro de Control y Prevención de Enfermedades ha anunciado que desde el primero de abril se han registrado 11 casos de peste humana en los Estados Unidos. Además informaron que tres de las 11 personas que enfermaron han fallecido, lo cual puso a los médicos en alerta sobre el número de enfermos, ya que este año parece ser más elevado de lo normal.

Simplemente tenemos que ver las cifras de años pasados, entre el 2001 y el 2012 solamente se registraron a 7 personas con la peste humana, de las cuales sólo fallecía una al año o incluso ninguna.

El doctor Natalie Kwit comento: “No deseamos que las personas entren en pánico, pero si esperamos que la gente sea consciente de la situación”.

Anuncios
Anuncios

De las 11 personas que han enfermado, se registraron dos casos en Nuevo México, dos en Arizona, cuatro en Colorado, uno en California y otro en Georgia. El informe indica que los casos de Georgia y California se encuentran cerca del National Yosemite Park.

Por lo general la peste humana se encuentra en zonas semi-rurales y rurales, las cuales están ubicadas al oeste de los #Estados Unidos, en las zonas de Arizona, Nuevo México y Colorado.

Yersinia pestis es la bacteria que causa la peste humana, esta se produce de forma natural en el ambiente y se encentra en zonas en las que habitan los roedores silvestres. Lo más común es que la gente se infecte debido a la picadura de una pulga, la cual fue infectada por una ardilla o una rata.

En estos casos, hasta después de dos a siete días los infectados comienzan a mostrar síntomas de la exposición, lo que normalmente incluye fiebre repentina, dolor abdominal, vómitos, náuseas y malestar.

Anuncios

Cómo en muchas enfermedades, es sumamente importante una detección temprana de la enfermedad, ya que en otro caso la enfermedad se puede agraviar de tal forma que no sea curable. Es el mismo caso con la peste humana, con la que los pacientes pueden ser curados con antibióticos, pero siempre y cuando se diagnostiquen a tiempo y el tratamiento empiece en fases tempranas.

En el caso de que un paciente no reciba el tratamiento a tiempo, la tasa de mortalidad es del 66% al 93%, en cambio del 16% de los pacientes que son tratados a tiempo se salvan.