Más de 21.600 personas podrían quedarse sin el seguro médico otorgado por el Estado a los afectados por el atentado del11 de septiembre del 2001.

Los dos programas sanitarios creados especialmente para los sobrevivientes de la tragedia tienen fecha de caducidad el año próximo. Se estima que el coste de estas prestaciones, los siguientes 5 años, ronda los 2.220 millones de dólares.

El silencio, por parte de las autoridades, ha preocupado a los pacientes que reciben tratamiento médico. Esta semana han presentado, ante el Senado, una propuesta de ley que garantice, por tiempo indefinido, estos programas de salud. En el proyecto, interpuesto por los abogados de las víctimas, también se solicita una partida económica para quienes enfermen en el futuro por haber estado expuestas a los tóxicos provenientes del World Trade Center.

Anuncios
Anuncios

Hasta el momento, la mayoría de los pacientes que acceden a esta prestación sanitaria, reciben tratamientos oncológicos, aunque no puede atribuirse la enfermedad a los desechos producidos por la explosión de las Torres Gemelas.

Este programa asistencial fue ideado especialmente para los sobrevivientes y entró en vigor apenas unos meses después de lo ocurrido.

 

  #Gobierno #Crisis #Estados Unidos