Que la crónica latinoamericana es un "modelo a seguir en España" es un enunciado muy repetido en los últimos años, pero también hay "magníficos cronistas españoles". Así lo apunta la periodista ecuatoriana María Fernanda Ampuero, que añade: "Lo que sí me parece que falta en España son publicaciones especializadas como las que hay en Latinoamérica: Etiqueta Negra, Gatopardo, Anfibia, El Malpensante, Soho, Piaui, y una serie de revistas que sólo publican crónica y que son una especie de oasis al que llegar para muchos periodistas que quieren dedicarse a ella".

"No sé si las que hay, que las hay, como FronteraD, El Estado Mental o Jot Down, por ejemplo -continúa-, son hijas de la #Crisis y no pueden permitirse lo que sí se permiten otras revistas que es remunerar correctamente a sus colaboradores.

Anuncios
Anuncios

Lo que sí sé a ciencia cierta es que cronistas españoles hay y excelentes, tal vez lo que falta es el espacio donde desarrollar su trabajo y una cierta voluntad de a ver qué pasa que sí creo que tenemos los latinoamericanos".

"Como estamos en crisis desde 1492, tenemos que ver la manera de poder trabajar aunque no tengamos las garantías, el contrato, el medio que nos envía a una cobertura durante un determinado tiempo. Esto, por supuesto, es terrible a nivel de tener una estabilidad económica, pero, por otro lado, te permite hacer crónicas sin depender de una redacción ni de unos plazos ni de un límite de espacio. Luego llegas y la vendes, así, un poco aventureros. Creo que eso sí que lo tenemos un poco más en América Latina, pero cómo no, nos viene en los genes el buscarnos la vida. Yo en mis clases de periodismo -la periodista es además docente en el máster de un medio nacional- les digo a los alumnos que tienen que aprender a hacer eso: a fascinarse con una historia, agarrar una mochila y dejarse ir. ¿Qué es lo peor [VIDEO]que puede pasar? ¿Volver a casa? ¡Si ya estás ahí!".