Europa ya no quiere tener que soportar más imágenes como las que nos llegan constantemente desde Canadá y denuncia abiertamente la crueldad en la forma en que se matan a las focas para vender productos hechos con estos pobres #Animales

La Unión Europea  prohibió que se importaran productos hechos con focas de verdad y tanto Canadá como Noruega quisieron apelar contra esta prohibición. Esto ocurrió en el año 2013 y a día de hoy ha salido ya el resultado de la apelación en la que el Tribunal de Justicia Europeo la ha rechazado.

En la matanza de focas se emplean unos palos que se conocen como hakapik y que sirven básicamente para apalear a las focas hasta matarlas. Es algo parecido a coger un martillo grande y empezar a apalear a una persona hasta quitarle la vida.

Anuncios
Anuncios

Totalmente cruel y salvaje. Esta práctica se lleva empleando desde hace muchos años sobretodo en las zonas del Atlántico y el Golfo de St. Lawrence. Aunque Noruega, uno de los países que había recurrido a la prohibición europea también emplea este método para cazar focas

Hay que recordar que el #Gobierno subvencionaba esta actividad hasta 2015, pero que gracias a la intervención europea dejaron de hacerlo.

Otro lugar en el que la caza de las focas es uno de los medios de supervivencia humana es Groenlandia. Aquí no emplean los hakapik para matarlas sino que lo hacen disparándolas. El método es menos salvaje pero igual de cruel. En este caso, con la prohibición de la UE, Groenlandia se limitó a prohibir la compra de pieles de focas procedentes de otros países que no fueran el suyo propio, aún así, siguen matando focas para vender la piel de estos animales.

Anuncios

Aún queda mucho camino por recorrer y hay países como Canadá que siguen masacrando focas indiscriminadamente. En un solo año acaban con la vida de más de 2.000.000 de focas para exportar sus pieles a otros países como Marruecos y usar el aceite de foca para fabricar suplementos de vitaminas.

El tribunal de Justicia Europeo ha tomado la decisión de prohibir la importación de productos de focas en 35 países. #Corrupción