El Papa Francisco ha aterrizado hace escasas horas en La Habana, como tenía previsto en la gira que le llevará a visitar Cuba y los #Estados Unidos. El pontífice tiene previsto alargar su estancia en Cuba hasta el próximo día veintidós de septiembre, en el que volará por la tarde con destino a Washington, en donde también se reunirá con Barack Obama.

En su discurso en la ceremonia de bienvenida a la isla, el #Papa Francisco agradeció al presidente Raúl Castro, a las autoridades, a los representantes de la #Iglesia católica en la isla y a todo el pueblo cubano su fraternal recibimiento. Mandó un saludo cordial al hermano del presidente, Fidel Castro, con el que se reunirá próximamente, y a todos los cubanos, que por diversos motivos, no podrá encontrar en la isla.

Anuncios
Anuncios

Mencionó el ochenta aniversario de las relaciones entre la Santa Sede y la República de Cuba, apostando por renovar esos lazos y hacerlos llegar a toda la sociedad cubana.

El Pontífice aprovechó para anunciar su próxima visita al Cobre, para pedirle a la patrona de Cuba, la Virgen de la Caridad del Cobre, por todos los cubanos y por su querida nación. Se da la circunstancia de que su visita coincide con el primer aniversario de la declaración de la Virgen como Patrona de Cuba, nombramiento proclamado por Benedicto XV en 1916. Juan Pablo II, en su visita a Cuba en 1998, también visitó a la Virgen con motivo de la coronación de la imagen, a la que se venera en la Basílica Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, en Santiago de Cuba.

El Papa Francisco se congratuló del proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, recordando el deseo de Juan Pablo II de que Cuba se abriera al mundo, y éste hiciera lo mismo con Cuba, un llamamiento pronunciado en su visita a la isla en 1998 en su discurso en la ceremonia de bienvenida.

Anuncios

Alentó a los responsables políticos de ambos países a proseguir con la normalización y a potenciar sus relaciones, en favor de la paz y para que sirva como ejemplo de reconciliación ante el mundo por la "atmósfera de Tercera Guerra Mundial que estamos viviendo". El pontífice reiteró las gracias al presidente y así terminó su discurso.

El Papa Francisco oficiará mañana domingo una Santa Misa en la Plaza de la Revolución de la Habana a las 09:00 de la mañana, hora local.