La situación de refugiados en Europa no ha mejorado, incluso los refugiados sirios han encontrado una nueva ruta para entrar al viejo continente: Entre la frontera de Noruega y Rusia, en el Ártico, zona por la que cruzan en bicicleta.

Hans Mollebakken, jefe de la policía de la ciudad noruega, Kirkenes, la cual está ubicada a más de 4,000 kilómetros de Damasco, declaró este lunes: “Alrededor de 150 personas han cruzado la frontera este año por esta zona, la mayoría de ellos son sirios. Pero la cifra ha explotado este año”.

En el 2014 sólo una docena de refugiados llegaron solicitando asilo al puesto fronterizo noruego-ruso, zona que en el pasado era un cruce entre la Unión Soviética y la OTAN.

Anuncios
Anuncios

Aunque está claro que este camino es mucho más largo, es mucho menos peligroso que el Mar Mediterráneo para llegar a Europa.

Mollebakken continuó explicando: “Algunos de estos refugiados sirios vivían en Rusia desde hace algún tiempo, otros tomaron vuelos desde el Medio Oriente hacia Moscú, para luego viajar hacia Murmansk, que está al noroeste de Rusia para llegar a Kirkenes”.

Tenemos que recordar que Noruega tiene un gobierno de derecha populista antiimigración, por lo que tienen una política de acogida bastante restrictiva, especialmente si la comparamos con su país vecino, Suecia.

Debido a que el paso de Storskog está prohibido para los peatones, los inmigrantes sirios aprovechan este error en el reglamento para cruzar la frontera en bicicleta. “A pesar de que el invierno es muy duro, varios cruzan en bicicleta sin importarles”, comentó el inspector Goran Stenseth, el número dos del puesto fronterizo en el lado de Noruega.

Anuncios

“Sin duda alguna el invierno representa un gran desafio para estas personas: el frio, la nieve, la oscuridad…”.

Tenemos que destacar que durante el invierno esta región alcanza temperaturas de hasta los -15° Celsius. Por esta razón, la policía ha comenzado a incautar las bicicletas y ha impuesto multas para los rusos y noruegos que quieran pasar inmigrantes en sus vehículos a cambio de algo de dinero.

El inspector mencionó: “No queremos que se explote a esas personas necesitadas. Queremos determinar si son transportadas en el marco de un tráfico que esté organizado, aunque por el momento nada lo indica”.

“La mayoría de las personas que entran aquí tienen buena salud y parecen estar felices de estar en Noruega”, mencionó el inspector.

A diferencia de otros países de la #Unión Europea, las autoridades de Noruega no detienen a los refugiados en la frontera, sino que los trasladan a Oslo para que se registre su pedido de asilo. #Siria