Desde los EE.UU. nos llega una batería que capta la energía del sol y el viento para funcionar. Ha sido desarrollada en la Universidad de Harvard y permite poder tener electricidad incluso en condiciones meteorológicas adversas. Energía siempre disponible.

Investigadores estadounidenses de la Universidad de Harvard han creado una batería que almacena la energía solar y la energía eólica para su uso también cuando el sol no brille ni sople el viento. El sistema es similar a las llamadas baterías de flujo, que recogen la energía en un líquido que contiene un recipiente de la batería. Este tipo de baterías "verdes" no contienen ningún tipo de sustancias tóxicas ni contaminantes. Los resultados del estudio fueron publicados en la revista Science.

Anuncios
Anuncios

"El principal obstáculo para el uso generalizado de la energía renovable  es que es intermitente", señalan los autores del estudio. Es decir, que la energía no siempre está disponible: de hecho, hace falta sólo una nube o la ausencia de viento para hacer caer o romper la producción de electricidad. En el caso de esta batería de Harvard, el líquido contenido en el depósito se compone de agua en la que están disueltos los distintos elementos que no son caros y que se encuentran en gran abundancia en la naturaleza. entre estos elementos encontramos carbono, oxígeno, nitrógeno, hidrógeno, hierro y potasio. Estas sustancias tienen la tarea de capturar y luego soltar los electrones.

Además es una batería "segura". Los investigadores explicaron que "actúa por medio de una solución acuosa, que significa que no es probable que se produzca un incendio por la batería y esto es una gran ventaja cuando se almacenan grandes cantidades de electricidad cerca de lugares habitados." Las baterías de flujo generalmente usan iones metálicos como vanadio disuelto en ácido y eso las hace costosas y corrosivas, causando graves daños a la salud y el medio ambiente.

Anuncios

Eso se evitaría con las nuevas baterías.

otro cambio es el de se sustituir los metales por moléculas orgánicas a base de carbono conocidas como quinonas. Estas moléculas en solución acuosa forman el polo negativo de la batería, el lado positivo está hecho a base de sales de ferrocianuro que tienen la misma función que tiene el bromo en las baterías convencionales. #Energías renovables #Ecología #Calidad de vida