Descubren en Estados Unidos una proteína que ayuda a regenerar el corazón después de haber sufrido un ataque al corazón.

De momento sólo se han hecho pruebas en animales pero los resultados obtenidos en ratones y cerdos muestran que la folistatina-like1 (FSTL1) puede reparar el daño que se han producido en los tejidos y músculos del corazón cuando se ha sufrido un infarto de corazón. Esta proteína es capaz de estimular la formación de nuevas células musculares del corazón.

El descubrimiento, realizado por investigadores estadounidenses de la Universidad de Stanford y que podemos encontrar publicado en la revista Nature, podría abrir una nueva página en el tratamiento de ataques de miocardio y del corazón.

Anuncios
Anuncios

El corazón de los mamíferos no es capaz de auto-sanarse completamente después de una pérdida catastrófica de las células del corazón, llamadas cardiomiocitos, que se producen en el inicio de un ataque al corazón. Y hasta ahora, la comunidad científica había encontrado poco por no decir nada acerca de los factores que limitan la regeneración de las células del músculo cardíaco. Por eso decimos que se trata de un gran descubrimiento que puede ayudar a mejorar las condiciones de los pacientes que hayan sufrido un ataque al corazón.

El estudio estadounidense, sin embargo, no ha logrado dar un impulso decisivo a la investigación por una razón. En individuos sanos, la proteína "milagrosa" se encuentra en el epicardio, la membrana que rodea la pared del corazón. Después de un ataque al corazón estas proteínas se pierden por completo. La idea está en crear un tejido mediante la bio-ingeniería que sea capaz de imitar el epicardio y poder así trabajar con una "reserva" de proteína FSTL1 en animales para que cuando se de el ataque al corazón se pueda utilizar para regenerar las células dañadas.

Anuncios

Si no no se podría hacer porque al darse el ataque desaparecen.

Es un gran hallazgo porque se ha comprobado que esta proteína puede fomentar el crecimiento de las células del músculo del corazón y mejorar la función del corazón después de un infarto, lo cual se traduce en una mayor supervivencia de los pacientes y en la mejora de su corazón. Pero aún así se debe investigar más y ser capaces de crear la proteína mediante bioingeniería para lograr el objetivo deseado. #Estados Unidos #Investigación científica #Calidad de vida