Fuentes oficiales croatas han anunciado el cierre obligado de las principales vías de acceso entre Croacia y Serbia tras la masiva oleada de refugiados, 6.500 en un día. Miles de ellos han sido traslados en autobús a centros de recepción y otros planean cruzar a pie a Eslovenia. Hoy se espera que sigan llegando decenas de miles de personas huyendo de Siria y otros países de Oriente Próximo. La única vía que queda abierta es la carretera que conecta Belgrado con Zagreb a través de la ciudad fronteriza croata de Bajakovo.

Croacia se ha visto desbordada, más de 13.000 personas han entrado en el país, como consecuencia del levantamiento de una valla fronteriza por parte de Hungría en la frontera que separa este país con Serbia.

Anuncios
Anuncios

El gobierno húngaro ha sido fuertemente criticado por su nefasta colaboración en esta #Crisis migratoria. Una crisis migratoria que comenzaba este verano y que ha generado una crisis interna en la Unión Europea, inmersa ahora en negociaciones para hacer frente a esta oleada de refugiados sin precedente alguno desde la II Guerra Mundial.

La guerra en Siria y otros conflictos en países como Irak y Afganistán han llevado a cientos de miles de personas a huir en busca de un futuro mejor, que hasta ahora sólo Alemania les ha prometido. Pero el camino a la tierra prometida cada vez es más complicado. Expertos señalan que tras el cierre de fronteras de Hungría, estos refugiados huyendo a pie tendrán que escoger diferentes rutas para alcanzar el país germano. Croacia es la primera opción para llegar a Eslovenia y después cruzar a Austria. Eslovenia pertenece al espacio Schengen pero existe el riesgo de que el gobierno esloveno decida incrementar el control sobre su frontera, lo que podría forzar a los refugiados a tomar nuevas rutas.

Anuncios

Pequeños grupos de personas han comenzado a trasladarse desde Grecia a Albania para después cruzar en barco hasta Italia, según revelan informes sobre #Inmigración. Esta ruta marítima, muy utilizada por los albanos en los 90, es una ruta muy peligrosa debido a las fuertes corrientes. Más de 2.800 personas han muerto o han desaparecido intentando cruzar el Mediterráneo desde enero de este año, según la Agencia Internacional de Migración (IOM por sus siglas en inglés). #Unión Europea