Seis décadas han tenido que pasar para que un presidente estadounidense y un mandatario cubano se reunieran en suelo americano. Los protagonistas han sido Barack #Obama y Raúl Castro. Con una sonrisa y un fuerte apretón de manos han comenzado la segunda reunión tras el inesperado anuncio en diciembre de normalizar las relaciones. Nueva etapa que se abrió en julio, pero con objetivos en el horizonte. Entre ellos la reivindicación que ha vuelto a pedir el gobierno cubano subrayando que con bloqueo no habrá normalización. 

En un ambiente distendido -Obama tenía mejor cara que en su reunión con Vladimir Putin- acercaron opiniones y se postularon a favor de continuar con el diálogo para mantener la misma dirección.

Anuncios
Anuncios

Eso sí, aparecieron nuevos temas encima de la mesa. Especialmente el embargo sobre la isla que para la delegación cubana condiciona las conversaciones. En el encuentro también participaron el ministro de Asuntos Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, al igual que el Secretario de Estado de #Estados Unidos John Kerry.

Precisamente has sido Rodríguez el que ha destacado que el bloque -cuyo fin está en manos del Congreso, no del Gobierno de Obama- es una realidad tangible. Por ello el 27 de octubre tienen pensado presentar ante la Asamblea General una resolución. Son contundentes en sus exigencias: es necesario acabar por completo con el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos sobre Cuba.

La decisión estadounidense sobre este aspecto resulta incierta. A principios de esta semana fuentes del gobierno adelantaron que aún no hay una resolución en firme sobre cómo votaran ante este documento por lo que una más que probable abstención coge fuerza. El segundo asunto en la lista de deseos cubana es la devolución de Guantánamo.

Anuncios

Un territorio que está "ilegalmente ocupado", asegura Cuba.

Con todo ello y a pesar del contraste entre reuniones bilaterales -primero con Rusia, ahora Cuba- parece que las exigencias de la isla no son pocas. Eso sí, tras la reunion Bruno Rodríguez ha indicado que el presidente Obama podría estar dispuesto a modificar el bloqueo mediante acciones ejecutivas. Tampoco han faltado las demandas por compensación de "daños humanos y económicos", aunque éstas han sido mutuas.  #ONU