La campaña sobre los efectos de la comida rápida en las madres que amamantan está siendo un tanto polémica desde que salió.

"Tu hijo come lo que comes tú", este es el principal lema y las imágenes son realmente buenas y fáciles de interpretar. A pesar de ello, esta campaña publicitaria está siendo muy polémica en Brasil. Que desde el punto de vista científico es irreprochable.

En las imágenes se puede ver una imagen tierna de una madre con su bebé, pero el bebé no succiona el pecho sino una enorme hamburguesa rellena de múltiples capas de queso o bien otros productos típicos de la "comida rápida".

Estas impactantes imágenes tienen como objetivo concienciar a las madres de Brasil que lo que ellas comen también les afecta a sus hijos y si siguen una dieta poco saludable sus bebés lo notarán en su salud.

Anuncios
Anuncios

Es una forma muy visual de señalar los peligros que representan seguir una dieta poco saludable. Pero la gente cree que son imágenes demasiado fuertes y no ha sido bien acogido entre los brasileños.

La campaña ha sido diseñada para la Sociedad de Pediatría de Río Grande Brasil, y creado por la agencia de Paim, sólo para recordar a las madres que pueden afectar negativamente en la salud de sus hijos eligiendo una dieta rica en sustancias perjudiciales.

"Los hábitos de la madre en los primeros mil días de vida de un niño puede prevenir el desarrollo de enfermedades graves", dicen los expertos que han promovido la campaña. "Si la madre come mal, su conducta alimentaria puede predisponer al feto a una serie de trastornos metabólicos, o la alteración del metabolismo. Y una enfermedad que suele darse por culpa de una mala alimentación de las madres mientras amantan es la diabetes.".

Anuncios

Durante el embarazo hay que seguir una serie de conductas sanas para lograr que los bebés salgan sanos. Y entre estas conductas se encuentra la alimentación, que parece que es algo que muchas veces no se tiene en cuenta y se mire solo el consumo de sustancias como el alcohol o el tabaco. También la comida basura afecta en la salud de los bebés.

Seguir una dieta adecuada y equilibrada reduce el riesgo de enfermedades crónicas, incluso graves, del niño que aún está por nacer o del que se amamanta de la leche materna. Algunas de las enfermedades que se dan a causa de la mala alimentación materna son: diabetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedades mentales. "La mejor dieta es la Mediterránea, que en resumen, consiste en consumir entre tres y cinco porciones al día de frutas y verduras, preferentemente crudas, granos enteros mejor que refinados y comer por lo menos un par de veces a la semana pescado azul. Para condimentar es mejor optar por el aceite de oliva virgen extra, que contiene vitamina E y polifenoles ". #Obesidad #Niños #Calidad de vida