El pasado miércoles las aguas del Mediterráneo vivieron una nueva desgracia. Una embarcación en la que viajaban centenares de inmigrantes naufragó a unas 15 millas del norte de Libia. Fueron rescatados 373 inmigrantes y 25 cadáveres. Sin embargo, la cifra de muertos podría ser mucho mayor, puesto que los supervivientes dijeron, al llegar a puerto, que en la embarcación habría unas 600 personas. Es decir, si esta cifra fuese correcta, podría haber unos 200 fallecidos cuyos cuerpos no fueron encontrados por los guardacostas.

El naufragio devino después de que los inmigrantes dieran una señala de alerta a la Guardia Costera de Calabria, una región del sur de Italia.

Anuncios
Anuncios

Se movilizaron los barcos de socorro pero, cuando los inmigrantes vieron que iban a ser rescatados, se pusieron nerviosos, se agolparon todos en la misma parte del barco y provocaron el hundimiento.

En las operaciones de socorro participaron la nave irlandesa LE Niamh y la Dignity I, de Médicos Sin Fronteras, coordinada por la española Paula Farias. Al terminar el salvamento, Farias dijo que era necesario hablar con precaución sobre la cifra de fallecidos, porque la única seguridad que existe es el número de salvados y de cuerpos encontrados, pero no se llegará a conocer cuántos de los inmigrantes que iban a bordo murieron en el mar y no fueron, ni serán, encontrados.

http://es.blastingnews.com/internacionales/2015/08/el-canal-de-sicilia-la-ruta-migratoria-con-mas-muertos-00504383.html

http://es.blastingnews.com/internacionales/2015/08/125-inmigrantes-abandonados-en-un-camion-a-las-puertas-de-austria-00510879.html #Crisis #Inmigración