Alan Knight, un hombre de 48 años, de Sketty Park, Swansea (Gales, Inglaterra), fingió durante nada más y nada menos que dos años estar en coma en su propia casa para evitar la cárcel. Todo se remonta a cuando fue condenado por extraer varias cantidades pequeñas de dinero a un vecino que se encuentra en estado de demencia senil con 86 años, hasta alcanzar la cifra de 41000 libras (55900 euros).  La policía  de Swansea sospechó tras observar la gran cantidad de dinero que entraba poco a poco en su cuenta bancaria y los grandes gastos de la familia. El dinero era dirigido a grandes compras y viajes.

Para evitar la condena, Alan Knight fingió junto a su pareja y cómplice Helen –de 33 años de edad- un accidente doméstico en el que se golpea con la puerta del garaje, dando como resultado una “trágica” fractura de cuello y el consecuente estado de coma, según el diario “Daily Mail” de Inglaterra.

Anuncios
Anuncios

Su esposa aseguró que Alan no podría declarar debido a su estado, por lo que han estado evitando durante estos dos años la condena, fingiendo que Alan se encontraba en coma cada vez que tocaba supervisión médica. Evitaron a la policía enviando fotos con un respirador colocado, asegurando que se encontraba tetrapléjico y sin poder hablar. Durante esos años ha estado evitando citas médicas declarando que se encontraba en muy mal estado como para salir de casa y desplazarse.

Esta farsa ha sido destapada hace ya un año gracias a las cámaras de seguridad de un supermercado: en las grabaciones se ve perfectamente cómo la pareja va junta a comprar y empujan tranquilamente el carro de la compra, caminando y charlando. Más tarde se llevó a sus hijos y esposa de vacaciones.

Actualmente, Alan se encuentra ya en la cárcel.

Anuncios

La condena ha sido de cuatro años por estafa y obstrucción a la Justicia. Helen se encuentra en espera de ser juzgada por ser cómplice de éste curioso plan. Más concretamente por prevaricación y obstrucción a la Justicia también, lo que puede llevarla en breves también a prisión. #Corrupción #Enfermedades #Accidentes