El estado de Texas está siendo demandado por dos grupos de derechos civiles, argumentando que el estado está violando la Constitución de los Estados Unidos al negarles actas de nacimiento a los hijos de inmigrantes indocumentados que nacen en suelo estadounidense.

Esta demanda no es algo actual, ya que en realidad se presentó el pasado mes de mayo por el grupo Texas Rio Grande Legal Aid y el Proyecto de Derechos Civiles de Texas. Sin embargo la demanda fue modificada el día 18 de agosto por parte de los grupos de derechos con el objetivo de que dichos grupos pudieran presentar un mayor número de demandantes.

El abogado de derechos civiles, Jim Harrington, afirmo que las autoridades de Texas aceptaban la matrícula consular, que es una tarjeta de identificación que es emitida desde el consulado de México y de otros países.

Anuncios
Anuncios

Asimismo informó que funcionarios del departamento de Salud y Servicios Estatal, quienes emiten dichos certificados, recientemente dieron marcha atrás a la política y dejaron de aceptar las identificaciones consulares.

Estas fueron algunas de las palabras de Harrington: “Realmente nunca había sido un problema. Era relativamente fácil para las familias de los niños nacidos en Estados Unidos obtener una acta de nacimiento”. También informó que esta acción es considerada como “una violación a la Modificación 14 de la Constitución de los Estados Unidos y sus Cláusulas de Protección Igualitaria”. Esta modificación se ratificó en 1869, en la que se especifica que “todas las personas que nacen en territorio estadounidense son ciudadanos del país y del estado en el que residen”.

Dicha demanda que comenzó en mayo incluía a seis familias demandantes, pero para este martes 18 de agosto, el número de familias demandantes se había aumentado hasta 17, número que seguirá creciendo, ya que así lo aseguraron los grupos de derechos civiles.

Anuncios

Pero eso no es todo lo que se pide, ya que al mismo tiempo se encuentra la petición de validar la entrega de identificaciones personales de ciudadanía estadounidense a los inmigrantes indocumentados, quienes principalmente son mexicanos y centroamericanos. Estas identificaciones suelen ser entregadas como certificado de nacimiento a los niños nacidos en el país.

El hecho de no contar con un certificado de nacimiento es un grave problema para estos niños, ya que se quedan suspendidos en un limbo ilegal, por lo que no son capaces de recibir servicios médicos o asistir a la escuela. En pocas palabras, el niño puede ser deportado en cualquier instante. #Inmigración