Los traficantes que controlaban el barco de Libia mataban y golpeaban a los inmigrantes en función de su origen étnico, según testimonios de los supervivientes que quedaron. 

Italia ha arrestado a cinco hombres acusados ​​de cometer múltiples asesinatos y de hacer tráfico de personas en el naufragio que tuvo lugar el miércoles.

Dos libios, dos argelinos y un tunecino son los orígenes de estos hombres detenidos por la policía después de que los supervivientes de la catástrofe fueran llevados a Sicilia. Los testimonios contaron como los sospechosos habían golpeado y apuñalado a pasajeros durante el peligroso viaje.

Los presuntos traficantes, con edades comprendidas entre 21 y 24 años, acuchillaban a todo aquél que no obedecía las órdenes que daban, sobre todo a los africanos.

Anuncios
Anuncios

A los árabes preferían golpearlos con cinturones. "marcan con sus cuchillos las cabezas de aquellos que no obedecen órdenes, en particular  de los africanos, mientras que los de origen árabe fueron golpeados con cinturones", dijo la policía en un comunicado.

Cuando el barco emprendió su viaje había cerca de 600 personas. Los equipos de rescate sacaron sólo 373 hombres, mujeres y niños del agua, y se recuperaron 26 cuerpos. Eso significa que muchos de ellos se quedaron en el camino. 

La policía dijo que "los criminales adquirieron un papel muy claro" y seguían a rajatabla las órdenes de sus superiores en utilizar la máxima violencia para controlar a los inmigrantes. 

Los supervivientes también cuentan que los encerraban en la bodega y los golpeaban con cascos durante 3 días. 

Los pasajeros dijeron que habían pagado entre 1,100€ y  1650€ para el viaje de la costa del norte de África a Europa.

Anuncios

Y todos los que querían un chaleco salvavidas debían desembolsar de 35 a 70 Dinares libios extra ( de 23€ a  46€).

Cuando el agua comenzó a filtrarse en el barco "los inmigrantes, por órdenes de los traficantes, trataban desesperadamente de irse de él", dijo la policía. Pero vieron que eso no era suficiente y los traficantes empezaron a acuchillar y apalear a la gente con los cascos. 

Cuando los traficantes saltaron del barco los inmigrantes sellaron la escotilla y se colocaron estratégicamente repartidos para equilibrar el peso e intentar evitar que se acabara hundiendo del todo. 

La Organización Internacional para Migraciones (OIM), dijo que "hasta 250 personas se habían visto obligadas a sentarse en la bodega".

El barco volcó cuando los inmigrantes entraron en pánico corriendo hacia un lado al ver acercarse a un barco de rescate. "Los que no pudieron salir a tiempo se ahogaron casi de inmediato", ha dicho la OIM.

Había un gran número de sirios a bordo, muchos viajan con niños pequeños y aún a día de hoy tienen esperanzas de encontrar a sus familiares entre todos los supervivientes. Save the Children dijo que 3 de los 25 cuerpos recuperados del mar eran niños "muy pequeños".

Anuncios

"Este incidente demuestra que no hay alternativas seguras para los inmigrantes, las bandas criminales continuarán atacando a las personas en embarcaciones no aptas para navegar y podemos esperar más tragedias", dijo Sosa. #Corrupción #Inmigración