El presidente Evo Morales recientemente expresó su opinión con respecto a la posición de Chile, que siempre ha buscado, según él, una inestabilidad política para truncar los deseos de Bolivia para tener soberanía marítima, además de indicar conductas sospechosas por parte de Milenko Skoknic que se habría estado paseando de un sitio a otro buscando autoridades

El presidente indicó que el Cónsul de Chile en Bolivia Milenko Skoknic, está siendo investigado por posible injerencia en temas políticos internos del país, lo que provoco una fuerte reacción por parte de Michelle Bachelet, presidente de Chile.

Morales afirmó que la actividad del Cónsul Skoknic puede ser similar a la que hacía el embajador de Estados Unidos Phillip Goldberg en el 2008 en Bolivia cuando fue expulsado, agregando que "El embajador de Estados Unidos se reunía con gobernadores opositores, llevando platita" a lo que respondió el jefe de la diplomacia chilena con las palabras de "todo tiene un límite" Para defender al canciller se dijo que todo esto se verá en la corte de la Haya y que su cónsul de la paz es un diplomático profesional y serio.

Anuncios
Anuncios

Esto complica más la situación diplomática entre estos dos países, los cuales sólo mantienen relaciones por medio de los cónsules, ya que desde 1978 no hay cancilleres.

También dijo que las protestas de la ciudad de Potosí eran promovidas desde Chile para distraer la atención sobre el tema de la reclamación marítima de Bolivia.

Bolivia propuso volver a restablecer relaciones con Chile sólo con la condición de que en menos de 5 años se solucione la mediterraneidad de Bolivia con la colaboración del papa Francisco, lo que fue rechazado por Chile y remarcaron que aguardan el pronunciamiento de la corte de la Haya para atender los temas que urgen en la situación diplomática de los dos países. Morales respondió que el problema es el tema del marítimo y que una solución a esto resolvería muchas cosas.

Anuncios

Los dos países están dispuestos a esperar la intervención de los organismos internacionales competentes, mas lo que mayormente le interesa al presidente Boliviano no solamente es arreglar las relaciones si no en principio solventar el problema que tiene Bolivia con respecto al mar. Esperemos que las declaraciones hechas por parte del #Gobierno Boliviano sobre la situación del cónsul en su país, y la falta de comunicación entre estos dos países no traiga consecuencias peores, como la ruptura total de relaciones entre los dos, que sería algo a lamentar.