El gobierno colombiano y el grupo rebelde más grande del país de izquierdas, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), están tratando de poner fin a más de cinco décadas de conflicto armado. Desde entonces, han alcanzado un acuerdo sobre tres temas clave, pero a pesar de estos logros todavía hay escepticismo sobre si un acuerdo permanente se puede lograr.

Ambas partes dicen que los reveses ocasionales son inevitables, pero que están comprometidos a ver el proceso hasta el final. El ochenta por ciento de ellos eran civiles, según el informe. La gran mayoría han sido desplazadas por la violencia, pero muchos de ellos también han sido secuestrados, amenazados, heridos por minas terrestres o desaparecidas forzadamente.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, no toda la violencia es causada por los insurgentes de las FARC. Las bandas criminales que compiten por el control de la lucrativa producción de cocaína de Colombia también se han convertido en una amenaza cada vez mayor.

El #Gobierno y los rebeldes de las FARC tienen cada uno un equipo de alto perfil en La Habana. El equipo de la guerrilla está liderado por Iván Márquez, miembro del secretariado de las FARC, su máximo órgano. Los líderes de los grupos de mando de las FARC regionales clave son también en La Habana, incluyendo el Pastor Alape y Pablo Catatumbo.

Hace unos meses ambos líderes o representantes de FARC y el ejército colombiano tuvieron resientes reuniones donde quedaron en la planificación de un proyecto de paz, que le puede brindar seguridad y un mejor ambiente de tranquilidad a los ciudadanos colombianos.

Anuncios

Ahora más que nunca es necesario que ambos bandos consigan la paz, ya que asa estarán contribuyendo al índice de personas muertas y delincuencia.

Incluyen línea dura como el rebelde conocido como Romana, que estaba detrás de la estrategia de secuestros masivos de los rebeldes. Los analistas creen que su presencia en La Habana muestra que el grupo rebelde está detrás del proceso de paz.

Cuba, el país anfitrión de las conversaciones, y Noruega, con su amplia experiencia de participar en la resolución de conflictos, actúan como garantes, es muy importante que países con dicha experiencia tengan interacción en estos conflictos para que así tengan una salida pacífica. Ambas partes anunciaron que habían acordado en la reforma agraria, uno de los temas más polémicos de la agenda.

Además de Acordar con que eliminarían toda la producción de drogas ilícitas en Colombia. #Crisis