El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli y su compañero de fórmula, el secretario Legal y Técnico de la Nación, Carlos Zannini, recibieron ayer un aceptable caudal de votos en las P.A.S.O. nacionales (primarias abiertas, simultáneas y obligatorias) como respaldo a la candidatura a presidente y vice de la Nación para las #Elecciones generales del 25 octubre de este año.

El ya candidato, Daniel Scioli y su vice, se puede decir así porque no tenía fórmula opositora en el frente electoral a presidente de la Nación (recordemos la baja de Florencio Randazzo), se alzaron con el 37% de los votos de todo el país.

Anuncios
Anuncios

En cuanto a las intenciones de voto a gobernador y vice de la provincia de Buenos Aires, el ahora jefe de gabinete de la Nación, Aníbal Fernández y su compañero de fórmula de la precandidatura, Martín Sabbatella, presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA); se impusieron con el 52% de los votos en la interna del Frente para la Victoria (FPV) a la fórmula de Julián Domínguez, diputado nacional por la provincia de Buenos Aires y presidente de la cámara de diputados de la Nación y de Fernando Espinoza, intendente del partido de La Matanza, que sacaron el 48% de los sufragios. En total este espacio obtuvo el 39% del total de electores de la provincia de Buenos Aires.

Pero el festejo fue moderado, por el análisis que hago a continuación.

Lo que sucederá ahora

Confirmando un estudio reciente de sondeo de Opinión Pública y Marketing Político que realicé en mi consultora de “Comunicación & Marketing Digital”, de cara a las elecciones generales de octubre, es casi seguro que con este panorama haya un escenario de ballotage (segunda vuelta electoral) el 24 de noviembre de este año, porque la fórmula de Scioli-Zannini necesitaría para ser proclamados presidente y vice de la Nación, el 45% de los votos afirmativos válidamente emitidos del total del país o el 40% y una diferencia de 10 puntos respecto al segundo (art.

Anuncios

97 y 98 de la Constitución Nacional).

Recordemos que la fórmula de Mauricio Macri, jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires y de Gabriela Michetti, senadora nacional, salió primera en su espacio político “Cambiemos” y segunda si sumamos todos los votos de su interna, alcanzando el 31% de los sufragios de toda la Argentina para el cargo de presidente y vice de la Nación.

Entonces, si hay ballotage entre Scioli y Macri, el ganador sería este último, porque 6 de cada 10 personas en el país está en contra de la continuidad de este gobierno.

Idéntico es el panorama a gobernador y vice de la provincia de Buenos Aires, en donde no hay ballotage y la fórmula de María Eugenia Vidal, actual vice jefa de gobierno de la ciudad de Buenos Aires y el radical Daniel Salvador, ex diputado nacional y ex secretario general de la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas), fue la más votada con el 32% de los votos de toda la provincia.

Por lo tanto, al obtener el FPV en conjunto el 39% frente al 32% de Vidal-Salvador (más los votos opositores al Frente Para la Victoria que se le agreguen en las elecciones generales de octubre), casi con certeza me atrevo a decir que ocuparán el cargo de gobernador y vice en la provincia de Buenos Aires.

Anuncios

#Ciudadanos