Que Rusia es un país que siempre está a la orden del día es algo que ya nadie niega, y es que las malas relaciones entre Rusia y Europa es algo que no puede pasar desapercibido. Lejos de arreglarse dichos conflictos parece ser que se agravan con el paso del tiempo.

Un policía estonio ha sido condenado por el gobierno ruso a 15 años de cárcel, según las autoridades de su país dicho policía fue secuestrado en su territorio por los servicios secretos rusos, mientras que Rusia alega que ese policía está acusado de espionaje.

El tribunal regional de Pskov ha condenado a 15 años de cárcel a Eston Kohver, los delitos que se le atribuyen son el de espionaje, el de tenencia de armas y el hecho de haber cruzado ilegalmente la frontera rusa.

Anuncios
Anuncios

Estonia por su parte mantiene una postura muy diferente, pues considera que los servicios secretos rusos secuestraron a Kohver en su propio país.

"EL secuestro de Eston Kohver en el territorio de la República de Estonia por parte del FSB y su detención ilegal en Rusia suponen una clara violación del Derecho Internacional" manifestó la ministra de relaciones exteriores estonia, Marina Kaljurand.

Esta noticia rápidamente ha tenido respuesta en la comunidad internacional, pues el ministro británico, David Lidington, ha mostrado su total preocupación por tal hecho. La #Unión Europea también se ha pronunciado al conocer tales acciones, pidiendo la libertad inmediata del policia estonio.

Según el servicio secreto ruso el estonio fue detenido con una pistola, municiones, cerca de 5000 euros y con material especial para grabaciones ilegales como también herramientas destinadas especialmente para el espionaje, por lo tanto la sentencia de Rusa es clara y firme,Eston Kohver era un espía.

Anuncios

Hay que recordar que desde el desmembramiento de la URSS, la tensión entre Rusia y las antiguas ex-potencias pertenecientes a la ya extinta nación han ido creciendo con el paso de los años, y mas aún recientemente con la incorporación de Crimea a Rusia. Solo queda clara una cosa y que dichas tensiones no parecen tener solución.